Rótulo

EL '606'. EL DR. BANDELAC EN FRANCFORT. NUEVOS MÉTODOS DE APLICACIÓN. OBSERVACIONES INTERESANTES. HONROSOS AGASAJOS

París 18. He obtenido del Dr. Bandelac de Pariente un largo e interesante relato de su reciente viaje a Francfort (del cual avisé por teléfono).

Resumo nuestra conversación, suprimiendo algunos detalles puramente técnicos, que la gran masa del público no comprendería y tendrán más adecuado lugar en artículos que Bandelac publique en revistas científicas.

"En la estación de Francfort —me dijo nuestro compatriota— me esperaban a la llegada el primer ayudante de Ehrlich y su señora, para excusarse de que el mismo profesor no estuviese presente, por haber tenido que ir a Baden-Baden, y para invitarme a comer al día siguiente en su casa.

"Con dicho doctor Marks fui aquella misma tarde a ver al profesor Max Juliensberg en su clínica particular, y asistí a varias aplicaciones del '606' con la preparación por el nuevo método Alt-Marks.

"Es una solución alcalina para inyección intramuscular", de preparación complicada cuyos detalles técnicos paso, como dejo dicho, por alto,— que cuando está hecha y dispuesta para inyectar presenta el aspecto de un líquido amarillento y transparente.

"Después de la inyección se aplican cataplasmas muy calientes, habiendo hecho antes la asepsia completa del sitio del pinchazo.

"La nueva preparación tiene la ventaja de ser completamente líquida y absorberse con rapidez. Además, se puede inyectar con ella hasta un gramo de '606' en individuos fuertes y 60 a 70 centigramos en personas más débiles (mujeres).

"Esta inyección se debe repetir al cabo de cinco o seis semanas.

"Hice yo mismo dos preparaciones que se aplican a dos enfermos.

"Al día siguiente fui con el doctor Marks al hospital de Wiesbaden, cuyo director, profesor Weintrans, me mostró las inyecciones 'intravenosas' que no me entusiasmaron, por creer, para ellas, la asepsia casi imposible y los resultados menos evidentes.

"Antes de generalizarse el método Alt-Marks, cierto que el 'intravenoso' era bueno; pero, teniendo ahora esa solución clara, que permite aplicar fuertes dosis, el 'intramuscular' es el preferible.

"Le hago a usted también gracia de los complicados detalles del método intravenoso.

"En ambos métodos se pone un parche aglutinante, con una gasta esterilizada en el centro, para tapar el pinchazo. En el método Alt-Marks se deja el parche de quince a treinta días.

"Cuando Ehrlich regresó a Francfort, fue a verle, y durante más de dos horas hablamos de las experiencias hechas en España.

"Al día siguiente volví a la clínica de Julinsberg. Hice otras dos soluciones, que se aplicaron a otros dos enfermos.

"Por la tarde fui al laboratorio de Ehrlich, el cual me leyó cartas de Rusia, Alemania y Austria, y hablamos extensamente sobre los diferentes métodos de aplicación del '606'. Me aconsejó emplease los dos que había visto, siendo excelente el intramuscular de Alt-Marks porque, no siendo en emulsión, se absorbe con gran facilidad.

"Por la noche vino Ehrlich, con su señora, a verme al hotel, y hasta cerca de media noche estuvimos hablando de los resultados del nuevo remedio en España.

"Al otro día me telefoneó Ehrlich que fuese a ver al profesor Trenpel, director del hospital Neil Geich; hombre amabilísimo, que ha hecho muchísimas curas en paralíticos generales y en tabéticos, casi todas con buenos resultados. Trenpel emplea muy poco las inyecciones intravenosas, prefiriendo el método Alt-Mrks.

"Me enseñó también algunas inyecciones subcutáneas; pero éstas tienen el inconveniente de producir infiltraciones. Lo mismo ocurre con las inyecciones hechas con aceite.

"Volví al laboratorio de Ehrlich y le comuniqué mis impresiones. Vimos algunas estadísticas (1.500 hojas clínicas) y me explicó un caso que se repite en varias historias clínicas: reacciones de Wasserman, negativa en casos 'dudosos' de infección avariosa; aplícase el '606', y cuatro o cinco días después la reacción es positiva y va paulatinamente desapareciendo hasta volver a ser completamente negativa.

"Esto, ¿qué prueba? Según Ehrlich, que el '606' en muchos casos, se puede y debe aplicar  como piedra de toque; pues en dichos casos dudosos, si el remedio de Ehrlich torna en positiva la reacción negativa de Wasserman, es que hay avariosis; pero cuando, a pesar de la aplicación del '606', la reacción de Wasserman persiste en ser 'negativa' prueba que no hay infección.

"Al salir del laboratorio, Ehrlich me dio su fotografía con esta expresiva dedicatoria: 'A su colaborador y propagador el doctor Bandelac de Pariente, amistosamente, P. Ehrlich'.

"Dos días después volví a ver al profesor Trenpel en su clínica: visité a los operados y asistí a la interesante aplicación  a un tabético. Trenpel me regaló sus monografías y el manuscrito original de sus observaciones en las curas de los paralíticos generales y los tabéticos'.

A este relato del doctor Bandelac puedo yo añadir que en el almuerzo de despedida que galantemente ofrecieron Ehrlich y su señora, y al cual asistieron su primer ayudante Marks y la suya,  el sabio profesor alemán brindó 'por su colaborador y propagandista del 606 en España, país que con tanto interés ha acogido su descubrimiento; y al despedirse le regaló su libro de 'Quimioterapia' con expresiva dedicatoria.

Como se ve, el viaje de Bandelac a FRancfort ha sido útil científicamente como honroso para España y nuestro simpático y docto compatriota.

R. Blasco. El Imparcial, Martes 22 de noviembre de 1910, p. 4

Proyecto de investigación "La imagen de la medicina a través de la prensa diaria' El Imparcial' y 'Las provincias' (1898-1930) (HAR2008-04023) historiadelamedicina.org