historia de la medicina - biografías

 
hi

Emil Adolf von Behring (1854-1917)

Una de las contribuciones más brillantes a la mentalidad etiológica fue la relativa al descubrimiento y estudio de los microorganismos productores de las enfermedades. La teoría microbiana de la infección ofreció además una explicación científica del contagio. Durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX, se descubrieron la mayor parte de las bacterias patógenas. Esta labor se desarrolló de forma preponderante en el seno de las escuelas de Robert Koch y de Louis Pasteur. Antes de acabar el periodo decimonónico, se descubrían también unos venenos o "virus", que no eran visibles al microscopio óptico y atravesaban los filtros de porcelana. El botánico ruso Dimitri A. Ivanovski dio a conocer el primero -el del mosaico del tabaco- en 1892.

Emil Behring

Por otra parte, la investigación y el estudio de los mecanismos de las defensas orgánicas frente a los microorganismos condujo al desarrollo de la inmunología. La fagocitosis fue descrita en 1884, en 1889 Hans Buchner habló de "alexinas" -origen inmediato del concepto de complemento, y Paul Ehrlich elaboró la "doctrina de las cadenas laterales". En la transición de los siglos XIX al XX pasó a hablarse ya de "antígeno-anticuerpo".

Aclarada toda una serie de problemas relacionados con las enfermedades infecciosas se buscó su profilaxis. Hasta entonces la única vacunación existente fue la antivariólica de Jenner, practicada de forma empírica .La invención de las modernas vacunas se debe a la labor de Louis Pasteur. Sin embargo, el punto de partida de la inmunización pasiva con sueros fue el aislamiento de la toxina antidiftérica por Emil von Behring en 1888.

Nació Behring en Hansdorf (Prusia) en 1854. Comenzó sus estudios de medicina en la institución militar Friedrich-Wihelm Institut de Berlín en 1874, concluyéndolos cuatro años más tarde. Pasó su examen de estado en 1880, año en el que se produjo en Alemania un devastador brote de difteria que se cobró miles de vidas. Como militar fue enviado a Posen (Polonia) donde además de ejercer realizó trabajos experimentales sobre las enfermedades sépticas. Entre 1881 y 1883 investigó también la acción del iodoformo, que no mata a los gérmenes, pero neutraliza las toxinas que estos segregan.

En Wiesbaden realizó un curso de técnicas bacteriológicas impartido por un discípulo de Koch: Falk. Un año más tarde pasó a realizar sus trabajos de investigación en el Instituto de Farmacología de Bonn; se le había enviado allí dada la preocupación por las enfermedades epidémicas en el ejército. En 1888 regresó a Berlín al Instituto de Higiene bajo la dirección de Robert Koch al que siguió después el de Enfermedades Infecciosas. Allí formaría equipo además con Paul Ehrlich.

En 1884 Löffler confirmaba el hallazgo que había hecho Klebs del bacilo de la difteria. Cuatro años más tarde se daba a conocer la obtención de la toxina difetérica por parte de dos investigadores del Instituto Pasteur: P. Émile Roux y Alexander E. Yersin. Demostraron que el filtrado de un cultivo de bacilo diftérico seguía poseyendo acción patógena. Tenía que depender ésta de alguna sustancia (toxina) formada por el germen y que segregaba hacia el medio de cultivo. Podía esperarse, por tanto, que la reacción defensiva contra ella produjese inmunidad que fuera trasladable a otros animales mediante inyección de suero de los que se habían inmunizado previamente (inmunidad pasiva). La demostración de esto fue obra de C. Fraenkel y Behring, con la colaboración inicial de Kitasato. Realizaron experimentos inyectando dosis no letales de toxina tetánica a animales. Esto les llevó a descubrir en el suero de estos animales la presencia de algo que neutralizaba la toxina. Behring se dispuso entonces a realizar las mismas experiencias con la toxina diftérica. El organismo animal es capaz de formar sustancias defensivas (antitoxinas) contra las nocivas toxinas, y el suero que las contiene puede luego actuar contra la enfermedad en cuestión, de un modo preventivo (cuando se le inyecta durante el periodo de incubación de la enfermedad infecciosa) o curativo (cuando se hace después de aparecer los primeros síntomas).

En 1898, Behring y F. Wernicke descubrieron que la inmunidad a la difteria podía producirse mediante inyección en animales de toxina diftérica neutralizada por la antitoxina. y en 1907 Theobald Smith sugirió que la mezcla de toxina-antitoxina podía sevir para inmunizar contra la enfermedad. Fue Behring el que trabajó en 1913 en la producción de mezclas de este tipo, modificándolas y refinándolas en los años sucesivos. Vio en ello la posibilidad de erradicar la enfermedad.

Fueron muchas las publicaciones de Behring relacionadas con el tema. Junto con Kitasato publicó en 1890 en la revista Deutsche Medizinische Wochenschrift los trabajos que llevan como título "Über das Zustandekommen der Diphtherie-Immunität und der Tetanus-Immunität bei Thieren", donde propone una aproximación inédita al tratamiento y prevención de enfermedades infecciosas: "el suero sanguíneo que ha desarrollado inmunidad frente a la difteria o el tétanos presenta un efecto antitóxico sobre la toxina del organismo infectado"; y "Untersuchungen über das Zustandekommen der Diphtherie-Immunität bei Thieren". Otro artículo destacado fue el que vio la luz tres años después en la misma revista: "Diphtherie mit Diphtherieheilserum". También utilizó la revista Zeitschrift für Hygiene und Infektionskrankenheiten para dar a conocer sus hallazgos.

En 1894 fue designado titular de la cátedra de Higiene de la Universidad de Halle, y un año después de la de Marburgo. Por su labor llevada a cabo sobre la seroterapia y por la lucha contra la difeteria, se le otorgó el nobel de medicina en 1901 (fue el primero que se otorgó en medicina y fisiología). En 1914 se fundó en Marburgo la compañía Behringwerke con el objetivo de desarrollar la investigación en el conocimiento y el tratamiento de las enfermedades infecciosas, tanto en humanos como en animales. El primer éxito de la compañía vino con el desarrollo de la inmunización frente al tétanos durante la primera guerra mundial, cuando a Behring se le dio el sobrenombre de "Salvador de los soldados". Le había precedido la construcción, también por parte de Behring, de un laboratorio muy bien equipado con una vertiente comercial.

Tuvo a lo largo de su vida varias distinciones: "Geheimer Medizinalrat", la Legión de Honor francesa, y ser miembro honorario de varias Instituciones europeas. Moría en 1917 a los sesenta y tres años de edad.
La "ley de Behring" dice que la sangre y el suero de un individuo inmunizado transferidos a otro individuo provocan la inmunización de éste. El "método de Behring" consiste en la producción de una inmunización activa contra la difteria por la inyección de mezclas de toxina diftérica y antitoxina que se neutralizan. El "suero de Behring"no es más que una variedad del suero antidiftérico.

José L. Fresquet, Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia-CSIC), Abril, 2001.

Bibliografía

—-Emil von Behring, En: Nobelprize.org (http://nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1901/behring-bio.html). Consultado en enero de 2010.
—-Emil von Behring, En: Wikipedia (http://de.wikipedia.org/wiki/Emil_von_Behring). Consultado en enero de 2010.
—-Laín Entralgo, P., Historia de la Medicina, Barcelona, Salvat, 1978.
—-Singer, Ch.; Underwood, E.A., Breve Historia de la medicina, Madrid, Guadarrama, 1966.


Selección de obras de Emil Behring

Behring, E.; Kitasato, S., Ueber das Zustandekommen der Diphtherie-Immunität bei Thieren, Dtsch. med. Wschr., 1890; 16: 1113-1114, 1145-1148.

Behring, E.; Kitasato, S., Gesammelte Abhandlungen zur ätiologischen Therapie von ansteckenden Kranheiten. Leipzig, G. Thieme, 1893.

Behring, E., Die Behandlung der Diphtherie mit Diphtherieheilserum, Dtsch. med. Wschr., 1893; 19: 543-47; 1894; 20: 645-46.

Behring, E., Ueber ein neues Diphtherieschutzmittel, Dtsch. med. Wschr., 1913; 39: 873-76; 1914; 40: 1139.