historia de la medicina - biografías

 
hi

Jules Bordet (1870-1961)

Jules Bordet nació en Soignies el 13 de junio de 1870. Realizó estudios secundarios en el Athénée de Bruxelles y comenzó los de medicina en la Universidad libre de Bruselas en 1886, graduándose en 1892. Durante sus estudios invirtió mucho tiempo trabajando en los laboratorios de Paul Heger y Leo Errera.

En 1894, gracias a una beca que le fue concedida por el Gobierno belga, fue a Paris para trabajar en el Instituto Pasteur. Allí estuvo con Elie Metchnikov, investigador que recibió el Premio Nobel de Medicina de 1908 por sus trabajos sobre inmunidad; en esos momentos investigaba la fagocitosis. Bordet permaneció en el Instituto hasta 1901, cuando regresó a Bélgica para fundar el Instituto Pasteur de Bruselas. Fue su director desde su inicio hasta 1940, que pasó a ser honorario. También fue profesor de bacteriología en la Universidad libre de Bruselas desde 1907 y honorario desde 1935.

Jules Bordet (Procede de Wikimedia Commons)

Nunca se desvinculó del Instituto Pasteur de París, ciudad a la que se trasladaba regularmente para impartir cursos anuales de microbiología. En 1896 obtuvo el grado de doctor especial por la Universidad Libre de Bruselas. En 1897 el Instituto Pasteur le encargó el estudio de la peste bovina en Transvaal (Sudáfrica). Junto con J. Danysz y Theiler encontró un método eficaz de inmunización contra esta epizootia.

Entre 1989 y 1904 se dedicó a temas de inmunidad. Durante el siglo XIX se tenían algunas ideas sobre la misma; prácticamente se limitaban a reconocer que cuando un organismo superaba una enfermedad quedaba inmune o “adquiría” una cierta resistencia a ella. Es a partir de Louis Pasteur, Emil Adolf von Bhering y Richard F. Pfeiffer, entre otros, cuando las investigaciones sobre la inmunidad comenzaron a adquirir un carácter más científico.

En 1893 Hans Buchner encontró que las propiedades germicidas de ciertos sueros desaparecen cuando se les sometía a una temperatura de 56º. En ellos hay un agente termolábil, al que se llamó alexina. Tres años más tarde Bordet mostró que tanto la actividad bactericida como la actividad bacteriolítica de un suero inmune al vibrión colérico exigen la simultánea operación de dos factores: uno termolábil e inespecífico, ya presente en el suero normal (alexina), y otro termoestable y específico (anticuerpo).

La reacción de fijación del complemento (antes “alexina”) descrita por Bordet (fenómeno de Bordet, o fenómeno de Bordet-Gengou) dio lugar a numerosos trabajos de investigación; se abría un nuevo campo, el del serodiagnóstico, mediante el cual se buscan determinados anticuerpos en el suero de un enfermo por medio de una reacción de aglutinación. Los trabajos en serodiagnóstico tuvieron sus resultados positivos para el diagnóstico de la fiebre tifoidea. Wassermann los empleó para investigar y descubrir el agente responsable de la sífilis.

Más tarde, en 1898, Bordet demostró que eritrocitos ajenos se rompían en el suero de otra persona. Este hecho lo designó con el nombre de “hemólisis” y es análogo a la bacteriolisis previamente descrita y también requiere complemento.

Más tarde lanzó la teoría de la unión en proporciones variables (la cantidad de anticuerpos unidos a una cantidad determinada de antígenos, varía según los reactivos en presencia, distinta a la de Paul Ehrlich que hablaba de proporciones fijas. Reconoció, con Sleeswyk, la variabilidad antigénica de las especies microbianas en función del medio de cultivo. Estudió los fenómenos de aglutinación de los complejos antígeno-anticuerpo así como el de la coagulación de la sangre con la formación de trombina.

Además de sus aportaciones en inmunología, Bordet destacó en el campo de la bacteriología, describiendo el bacilo de la difteria en las aves domésticas y el de la tosferina humana, junto con Octave Gengou, en 1906.

La tosferina es una enfermedad contagiosa que afecta a la parte superior de las vías respiratorias. Se caracteriza por repetidos y vigorosos ataques de tos. La persona tose de cinco a diez veces sin poder tomar aliento. Cuando la tos finaliza, el aire es inhalado con tanta fuerza que suena al entrar en la tráquea. Los ataques pueden estar provocados por una mucosidad que bloquea las vías respiratorias, por bostezos, ejercicio físico, estornudos o por comer o beber.

La tosferina puede padecerse a cualquier edad, pero es más común en niños menores de 5 años. Su incidencia ha bajado muchísimo en los países desarrollados donde los niños son inmunizados contra ella. En naciones en vías de desarrollo, sin embargo, sigue siendo un problema común con una alta tasa de mortalidad.

La incubación dura de 6 a 20 días y en la mayoría de los casos los síntomas se presentan una semana después del contagio. La enfermedad recorre tres etapas y normalmente dura de 6 a 8 semanas: estado catarral, paroxístico y convaleciente. Se trata de una de las enfermedades infantiles más contagiosa y está producida por la Bordetella pertussis, en honor de Bordet. Se transmite la mayoría de las veces por contacto directo con una persona infectada o inhalando partículas que ésta esparce al toser. El género bordetella es un género de microorganismos de la familia de las bruceláceas, orden aubacteriales, cocobacilos gramnegativos y parásitos que producen una toxina dermonecrótica).

Entre los años 1920 y 1941 Bordet se consagró al estudio de los bacteriófagos y de la lisinogenia (producción de lisinas). A partir de 1946 su actividad se alejó ya de los laboratorios y se dedicó a redactar obras sobre la vida política belga.

En 1899 Bordet se casó con Marthe Levoz. Sólo tuvieron un hijo y dos hijas. En 1919 recibió el Premio Nobel. Presidió en 1930, en París, el primer Congreso Internacional de Microbiología. También fue el primer presidente del Primer Consejo de Higiene de Bélgica, miembro del Consejo Científico del Instituto Pasteur, miembro de la Academia de Medicina de Bélgica. Fue nombrado doctor honoris causa de las universidades de Cambridge, Paris, Estrasburgo, Tolouse, Edimburgo, Nancy, Québec, Caen, Montpellier, El Cairo y Atenas. También fue miembro de Royal Society of Edinburgh, Académie de medecine de Paris, Royal Society, y de la National Academy of Sciences (USA). Además recibió premios y condecoraciones a lo largo de su vida como la Gran Cruz de la Legión de honor en 1938.

En 1940 abandonó el Instituto Pasteur de Bruselas sucediéndole su hijo Paul Bordet. En 1950 los Instituos Pasteur de París y de Bruselas, y la Universidad Libre, le organizazon un homenaje en presencia de la reina Isabel de Bélgica. En nombre de los científicos extranjeros habló Alexander Fleming, en nombre del Instituto de París, Louis Pastur Vallery-Radot, y en nombre de la Academia de ciencias, Gaston Ramon.

Murió el 6 de abril de 1961, a los 91 años de edad, en Bruselas.

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Universidad de Valencia - CSIC). Marzo, 2004.

Bibliografía

—Craps (Lucien), La naissance de l'immunologie, Bâle, Sandoz Pharma s.a., 1993, 132 p.

—Jules Bordet - Biography. En: Nobel e-Museum
(http://www.nobel.se/medicine/laureates/1919/bordet-bio.html). Consultado en febrero de 2004.

—Laín Entralgo, P. Inmunoterapia e inmunología, En: Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, vol. 6., pp. 192-201.


Selección de obras de Jules Bordet

Contribution à l’étude du sérum chez les animaux vaccinés. Ann. Soc. Roy. Sci. Med. Nat. Brux, 1895, 4, 455-530

Sur l’agglutination et la dissolution des globules rouges par le sérum d’animaux injectés de sang défibriné. Ann. Inst. Pasteur, 1898, 12, 688-95 ; 13, 225-50.

Les sérums hémolytiques, leurs antitoxines et les théories des sérums cytolytiques. Ann. Inst. Pasteur, 1900, 14, 257-96 ; 1901, 15, 303-18.

Con Gengou, Octave. Sur l’existence des substances sensibilisatrices dans la plupart des sérums antimicrobiens. Ann. Inst. Pasteur, 1901, 15, 289-302.

Le microbe de la coqueluche. Ann. Inst. Pasteur, 1906, 20, 731-41.

Traité de l'immunité dans les maladies infectieuses. Paris, Masson, 1920. In-8 °, VIII-720 p.