historia de la medicina - biografías

 
hi

Camillo Golgi (1843-1926)

Se trata de uno de los científicos más importantes y conocidos de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX en el terreno, sobre todo, de la histología del sistema nervioso.

Camillo Golgi

Camilo Golgi nació el 7 de julio de 1843 en Corteno, aldea de las montañas de la alta Valcamonica, cerca de Brescia. Su padre era médico rural. Estudió medicina en la Universidad de Pavía y frecuentó el Ateneo de la ciudad, entonces un foco cultural muy activo. Se graduó en 1865.

Tras lo que fue la primera fase de la unificación de Italia (Italia se unificó en 1870), los estudios médicos recobraron fuerza con la introducción de nuevas disciplinas y la renovación de los contenidos así como de las prácticas. Precisamente Golgi estuvo influido por Cesare Lombroso, profesor de psiquiatría y traductor del libro de Jakob Molesschott El ciclo de la vida, uno de los textos fundamentales del positivismo de la época. Fue ponente en la lectura de la tesis de licenciatura de Golgi sobre la etiología de las enajenaciones mentales. Su influencia acabó por decantar la vida de Golgi a la investigación del cerebro y de los fenómenos nerviosos.

Golgi ingresó como asistente en la clínica psiquiátrica de Pavía. Pronto se percató de las intuiciones y extravagancias de Lombroso, algo alejadas de lo que era la ciencia atenida a los hechos. Así comenzó a frecuentar el Instituto de Patología General. Allí se trabajaba al "estilo alemán", país en el que estaba fraguando la nueva teoría celular. Precisamente uno de los que dirigió el centro fue Giulio Bizzozero, quien realizó estancias en Zurich con Heinrich Frey y en Berlín con Rudolf Virchow. De este periodo datan los primeros trabajos de Golgi. En alguno afirmaba que las enfermedades mentales podían deberse a lesiones orgánicas delos centros nerviosos.

Pronto adquirió una gran pericia con el microscopio y prácticamente se consagró a la investigación histológica. En 1872, movido quizás por necesidades económicas, ganó el concurso para ocupar una plaza de médico general en el Hospital de Beneficencia (Pio el Luogo degli lncurabili) de Abbiategrasso, cerca de Pavia y Milan. El ambiente con el que se encontró no favorecía en absoluto el desarrollo de la investigación. Se trataba de un hospital de beneficencia y para crónicos que apenas contaba con un presupuesto digno para el funcionamiento básico. Ante la adversidad, poco a poco, Golgi fue montando un laboratorio en la cocina de su casa adjunta al Hospital.

Un año más tarde, en 1873, encontró una reacción nueva para demostrar las estructuras del estroma intersticial de la corteza cerebral. Se trataba de añadir nitrato de plata a las muestras de cerebro endurecido en bicromato potásico. La llamada "reazione nera" o reacción cromoargéntica, iba a cambiar el panorama de la neuroanatomía y neurofisiología de finales del siglo XIX. Publicó este hallazgo en forma de nota corta en la Gazzetta Medica Italiana. Parece que llegó a este método por distintas tentativas y quizás por indicaciones indirectas. El desarrollo de las técnicas histológicas a lo largo del siglo XIX fue importantísimo. Durante la segunda mitad se ensayaron de forma especial las impregnaciones con sales metálicas. Con algunos antecedentes, su utilización fue introducida por Daniel von Recklinghausen, que empleó el nitrato de plata a partir de 1860. Casi de inmediato Ranvier mejoró la técnica y la utilizó para el estudio del sistema nervioso. Siguió Golgi y también Santiago Ramón y Cajal, y sus correspondientes escuelas.

Los estudios de Golgi permitieron cambiar varias cosas. Por ejemplo, entonces se creía que las dendritas eran el elemento fundamental de la transmisión nerviosa y se fundían en una tupida red que se extendía por todo el sistema nervioso; en ella se originarían las fibras de la sustancia blanca. Golgi demostró que lo que se llamaba cilindroeje (axón) estaba ramificado y descartó que las dentritas se fundieran en una red. Quedaba así falsada la teoría reticularista de Gerlach, pero Golgi no la abandonó del todo. Es más, con su método cromoargéntico, se sumó a ella de otra manera. Incluso cuando ya todos aceptaban las aportaciones de Cajal sobre la teoría neuronal, seguía defendiéndola.

En esos momentos otros hallazgos avalaban el reticularismo, como la idea de Marie-Jean P. Flourens quien afirmaba que las funciones de la corteza cerebral se producían por una actividad cortical global. Nacía, ahora con los axones, la teoría de una enorme red nerviosa difusa interaxonal por la que fluían los impulsos nerviosos. Por tanto, podríamos decir que se creía en un tejido nervioso que era una red continua, bien dendrítica (Gerlach), bien cilindroaxil (Golgi).

A las tesis reticularistas de Gerlach y Golgi se opusieron científicos como His y Forel. El primero sentó el fundamento histogenético de la teoría que defendía la independencia de las células nerviosas.

En 1874 Golgi publicó algunos trabajos sobre la estructura del cerebelo y bulbo olfatorio. En 1876 volvió a Pavía como profesor extraordinario de histología. Ese año se casó con Lina Aletti (nieta de Bizzozero). No tuvieron hijos, pero adoptaron a una sobrina. Estuvo después unos meses en la cátedra de anatomía de Siena y regresó de nuevo a Pavía ya como profesor ordinario.

En 1878 descubrió en el espesor de los tendones dos pequeños corpúsculos fusiformes sensitivos en la unión de éstos con los músculos (Corpúsculos de Golgi).

En Pavía llegó a tener un laboratorio que pronto se convirtió en lugar de referencia para todo el mundo científico. Allí trabajó G.B. Grassi, descubridor del vector de la malaria, E. Veratti, que identificó el retículo sarcoplasmático; A. Carini, que identificó el Pneumocytis carinii; A. Negri, descubridor de los cuerpos que llevan su nombre en los cerebros infectados por la rabia, entre otros. También hubo estancias de científicos de otros países.

En 1881 pasó a impartir docencia de patología celular, aunque no abandonó la plaza de histología. En 1884 publicó Sulla fina anatomia degli organi centrali del sistema nervoso (Sobre la anatomía fina de los órganos centrales del sistema nervioso), que recogía la mayor parte de sus investigaciones neuroanatómicas. Un año antes había publicado Del sistema nervoso in general: generalita sul sistema nervoso ed istologia del tessuto nervoso.

Más tarde mostró interés en asuntos como el mecanismo patogénico de la malaria. En contacto con Marciafava y Celli, del Hospital del Espíritu Santo de Roma, que habían confirmado la presencia en sangre de pacientes con malaria de un microorganismo, Golgi estableció más tarde, en Pavía, la relación de las distintas formas de desarrollo del parásito dentro de los glóbulos rojos. Relacionó, así mismo, la fase febril de la enfermedad con la esporulación de los parásitos en la sangre (ley de Golgi). Más tarde estudió cuál era el momento más adecuado para administrar la quina a los pacientes de esta enfermedad.

Al mismo tiempo desarrolló un método de estudio de la neurona, lo que le permitió aclarar la histogénesis del glomérulo renal e identificar la relación que el túbulo contorneado distal del riñón establece con el polo vascular del corpúsculo de Malpighi.

La teoría celular, mientras tanto, había avanzado. Las publicaciones de Golgi llegaron a conocerse internacionalmente. Todos los tejidos parecían adaptarse a la teoría excepto el nervioso. Cajal comenzaba entonces a trabajar de forma sistemática con las técnicas de Golgi o modificadas (doble impregnación) y encontró pruebas de que las ya llamadas por Waldeyer neuronas, seguían los cánones de la teoría celular. Comprobó la individualidad de estas células, primero en el cerebro y después en zonas de la retina, bulbo olfatorio y médula espinal. Poco a poco se fue consolidando la teoría neuronal demostrándose que el tejido nervioso también seguía las normas del resto de tejidos. Golgi se ofendió de que un español desconocido demoliera una tras otra sus teorías que avalaban la existencia de una red o retículo. La polémica entre los dos tuvo su punto álgido en Estocolmo, en 1906, en la entrega de los Nobel.

A finales de 1892 y principios de 1893 Golgi descubrió los canalículos intrasaculares de las células parietales de las glándulas gástricas (canalículos de Müller-Golgi).

Fue nombrado rector de la Universidad de Pavía en 1893, cargo que mantuvo hasta 1896. Un año más tarde continuó trabajando en su laboratorio. Con una variante de su tinción logró descubrir en el citoplasma de las células de los ganglios nerviosos espinales, una red de filamentos separados de la membrana y del núcleo, que llamó "aparato reticular". El hallazgo lo reprodujo una y otra vez en las células de Purkinje. En algunos preparados encontraba también lo que denominó involucro pericelular (al que se está dando mucha importancia en la actualidad). Estos hallazgos los presentó en abril de 1898 a la Sociedad médico-quirúrgica de Pavía. Estos hechos quedaron unos años en el olvido.

En 1910 empezó a hablarse de aparato de Golgi, que también se encontraba en otros tipos de células. No obstante, todavía no se dio a este descubrimiento demasiada importancia o significado. Se creía que eran artefactos de tinción. Fue en 1945 cuando el microscopio electrónico demostraba la existencia del que ya se denominaba aparato de Golgi. Desde 1912 Cajal también se dedicó a investigar esta estructura aplicando sus técnicas de formol-urano y sublimado-oro.

A partir de 1900 Golgi se decantó hacia temas de salud pública con carácter social. Volvió a interesarse por la malaria. Fue senador del reino en 1900 y, de nuevo, rector entre 1901 y 1909. A lo largo de su vida recibió numerosos premios, condecoraciones y distinciones de varias universidades. Entre ellas, como hemos dicho, el Nobel de medicina, junto con Cajal, en 1906. Murió el 21 de enero de 1926 sin reconocer los avances que Cajal y otros imprimieron a la teoría neuronal.

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (CSIC-Universitat de València). Octubre, 2002.

Bibliografía

—Bentivoglio, Marina. Life and discoveries of Camillo Golgi. Nobel e-Museum (http://www.nobel.se/medicine/articles/golgi/index.html). First published April, 20, 1998.

—Mazzarello, P. La struttura nascosta: la vita di Camillo Golgi; presentazione di Enrico Solcia ; prefazione di Alberto Calligaro. Milano, Cisalpino, 1996. Traducción al inglés: The Hidden Structure: A scientific biography of Camillo Golgi, Oxford, Oxford University Press, 1999.

—Mazzarello, Paolo. Golgis's Scientific Biography, Journal of the History of the Neurosciences, 8, (2), 121-131, 1999.

—Mazzarello, P. Camilo Golgi y la reacción negra, Investigación y Ciencia, , Temas 29: A través del microscopio, 64-70, 3er. Trimestre 2002.

—Camillo Golgi, En: Nobel-e Museum. Biography (http://www.nobel.se/medicine/laureates/1906/golgi-bio.html). Consultado en Octubre de 2002.

Selección de obras de Camillo Golgi

Sulla fina anatomia degli organi centrali del sistema nervoso: studi / di Camillo Golgi. Reggio: Tip. di Stefano Calderini e figlio, 1884.

Sulla fina anatomia degli organi centrali del sistema nervoso: studi / di Camillo Golgi - Milano - 1886.

Sunti delle lezioni di istologia generale del prof. C. Golgi; raccolti dagli studenti G. Marenghi e L. Villa - Pavia - 1891-92.

Ancora una nota a contribuzione delle conoscenze sull'anatomia patologica della rabbia sperimentale. Pavia: Stab. Tip. Succ. Bizzoni, 1892.

Di nuovo sulla struttura delle cellule nervose dei gangli spinali : Comunicazione fatta alla società medico- chirurgica di Pavia nella Seduta del 20 gennaio 1899 .Pavia: Tip. Fratelli Fusi, 1899.

Intorno alla struttura delle cellule nervose .Pavia: Tip. Fratelli Fusi, 1898.

Sulla struttura delle cellule nervose nel midollo spinale : Comunicazione fatta alla società medico-chirurgica di Pavia il Giorno 14 Luglio 1900. Pavia: Tip. Fratelli Fusi, 1900.

Istologia normale, 1870-1883. Milano: Hoepli, 1903.

Istologia normale, 1883-1902. Milano: Hoepli, 1903.

Patologia generale e isto-patologia, 1868-1894. Milano: Hoepli, 1903.

Opera omnia. 4 vols., Milano: Hoepli, 1903-1929.