historia de la medicina - biografías

 
hi

Emil Kraepelin (1856-1926)

Hay que situar la obra de Kraepelin en el marco de la psiquiatría alemana de la segunda mitad del siglo XIX, que sustituyó los postulados de la Naturphilosophie por los positivistas. Todas las escuelas participaron en la tarea de transformar el saber psiquiátrico en un saber positivo. En los inicios tenemos a W. Griesinger con su consideración de los afectos psíquicos como enfermedades cerebrales y cuyo Pathologie und Therapie der psychischen Krankheiten (1845) puede considerarse como el texto fundacional de la psiquiatría científica alemana. Los psiquiatras alemanes de este momento también describieron formas morbosas, como la catatonía por Kart L. Kahlbaum y la hebefrenia por E. Hecker. Paul J. Möbius propuso la clasificación de los transtornos psíquicos según su origen endógeno o exógeno, preparando el terreno a la obra de Kraepelin.

Emil Kraepelin

Kraepelin nació el 15 de febrero de 1856 en Neustrelitz (Mecklemburgo). Realizó estudios de medicina en Leipzig, en Würzburg y, de nuevo, en Leipzig, influido, quizás, por su hermano Karl, que era biólogo.

Interesado desde el principio por la psiquiatría, en 1876 realizó un curso en el laboratorio de psicología experimental de Wilhelm Wundt (creador de la psicología experimental) en Leipzig. Trabajó como asistente de Franz von Rinecker en el hospital psiquiátrico de la Universidad de Würzburg, siendo todavía estudiante.

Una vez se graduó, asistió durante cuatro años al servicio de neuroanatomía de Bernhard von Gudden, en Munich. En 1878 presentó su tesis Ueber den Einfluss acuter Krankheiten auf die Entstehung von Geisteskrankheiten (Sobre la influencia de las enfermedades agudas en la génesis de las enfermedades mentales), donde analiza el lugar de la psicología en la psiquiatría, ante un tribunal presidido por Bernhard von Gudden. Ese mismo año fue asistente de Gudden en el asilo psiquiátrico de Munich.

Estuvo también estudiando neuropatología en Leipzig con Flechsig, de quien fue ayudante entre febrero y junio de 1882 en Leipziger Irrenklinik. Trabajó como ayudante voluntario en el departamento de enfermedades nerviosas en el Nerven-Poliklinik an der Medizinischen Klinik de la Universidad de Leipzig con Wilhelm Erb y en el laboratorio de Wundt para llevar a cabo investigaciones sobre psicofarmacología y psicofisiología. Kraepelin se sentía atraído por la investigación, pero Wundt y Erb le orientaron a la psiquiatría clínica.

En 1883 hizo la habilitación en el departamento de medicina de la Universidad de Leipzig y en otoño del mismo año regresó a Munich para trabajar en el asilo psiquiátrico con Gudden. Un año después estuvo como ayudante en el asilo de Leubus, Silesia. En 1885 fue nombrado jefe del servicio de enfermedades mentales del hospital general de Dresden.

Fue nombrado profesor de psiquiatría de la Universidad de Dorpat (actual Estonia) en 1886. Impartió docencia en los servicios de psiquiatría de las Universidades de Dorpart (1886) y Heilderberg (1891). Aquí contó entre sus colaboradores a Gustav Aschaffenburg y al histopatólogo Aloïs Alzheimer, que lo seguiría más tarde a Munich En 1903 fue nombrado profesor de psiquiatría en la Universidad de Munich, puesto en el que permaneció durante diecinueve años.

En 1917 se creó el Deutsche Forschungsanstalt für Psychiatrie, en Munich, concebido y preparado esencialmente por Kraepelin. En 1922, con el estatus de emérito, abandonó la docencia para ocupar la jefatura del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas de la ciudad de Munich, que pronto adquirió fama internacional (Se había transformado en 1918 en el Instituto Alemán de Investigaciones Psiquiátricas). Amenazada su existencia por la gran crisis económica de la posguerra, fue salvado por la Fundación Rockefeller poco antes del fallecimiento de Kraepelin (1926).

Lo que había sucedido en otras ramas de la medicina ocurría ahora en psiquiatría. Durante muchos años Kraepelin realizó centenares de observaciones clínicas de forma muy descriptiva y muy sistematica. Examinó los transtornos de la conducta de los pacientes hospitalizados; analizó millares de historias clínicas y, con su dilatada experiencia, trató de clasificar los procesos psíquicos. Estos hallazgos pueden encontrarse en el Compendium der Psychiatrie, más tarde titulado Lerhbuch, publicado en Leipzig en 1883. En 1927 alcanzaba ya la novena edición, tras su fallecimiento.

Hay que señalar que, cuando publicó la primera edición, contaba con 27 años, cuando se habilitó para la facultad de medicina. Durante su estancia en Dorpart (1886-1891) aparecieron la segunda y tercera ediciones; dejó de ser compendio para ser tratado. Incorporó el novedoso criterio de la evolución de la enfermedad como elemento para establecer un diagnóstico diferencial. En la tercera edición añadió un capítulo sobre la catatonía de Kahlbaum.

La cuarta, quinta y sexta edición se publican estando Kraepelin en Heilderberg. La cuarta ya tenía setecientas páginas e incluía los “procesos psíquicos degenerativos” con la demencia precoz, la catatonía y la demencia paranoide. La quinta edición es de 1896 y la sexta, de 1899. Kraepelin tomo la concepción de la “enajenación maniaco-depresiva” de la escuela francesa. La entidad quedó definida por la clínica específica de “perturbación afectiva” por su curso fásico y por su terminación con una remisión completa. No obstante, la descripción definitiva apareció en la sexta edición, aunque aludió a ella en la quinta bajo la denominación de “enajenación periódica”. Su causa se situa como “disposición patológica” en la quinta edición o como de “carácter endógeno” en la sexta.

La demencia precoz aparece, como hemos dicho, en la cuarta edición. Lo hace como un tipo de “demencia específica de los jóvenes” que identifica con la hebefrenia de Hecker. En ese momento la enajenación mental comprendería la forma clásica de la paranoia, la catatonía y la demencia precoz. Estos tres cuadros distintos los agrupa con el nombre de “procesos degenerativos psíquicos”. En la quinta edición sólo cambia la causa ya que les atribuye una alteración metabólica y un origen exógeno; les llama entonces “procesos demenciales” En la sexta edición describió una nueva entidad que agrupa los tres cuadros bajo el nombre común de “demencia precoz”. Sus parámetros nosográficos son para Kraepelin el predominio clínico de transtornos del pensamiento, el curso continuo o por brotes y, sobre todo, la terminación en una forma peculiar de demencia.

La clasificación de Kraepelin va variando y el criterio es casi definitivo en la quinta edición cuando incorpora la distinción de Möbius de trastornos adquiridos y transtornos psíquicos por predisposición patológica. Así, en la sexta edición aparece finalmente la clasificación que no variará salvo en pequeños detalles.

Ya en Munich, entre 1903 y 1904, publicó la séptima edición con una extensión de mil cuatrocientas páginas. Incluye un interesante capítulo que consagra al estudio de las enfermedades mentales en otras culturas, lo que más tarde sería la etnopsiquiatría y la psiquiatría transcultural. Para redactarlo viajó a Indonesia, México, España, Estados Unidos y la India. Trató de traducir las “clasificaciones exóticas y religiosas” a las de la ciencia occidental. Más tarde Kraepelin llamó a este capítulo “psiquiatría comparada”.

Entre 1909 y 1913 preparó la octava edición que ya alcanzaba la monumental cifra de dos mil quinientas páginas y que podría considerarse como una gran síntesis de los conocimientos psiquiátricos de su época. Incorpora, además, las respuesta a las críticas que despertó la sexta edición en las escuelas francesa y de Zurich.

En 1910 atendió al paciente Serguei Constantinovich Pankejeff (el hombre de los lobos) al que diagnosticó de maníaco-depresivo y que, más tarde atendió Freud, diagnosticándolo de neurótico obsesivo. Con ello queremos señalar que, paralelamente a la obra de Kraepelin, Freud estaba desarrollando el psicoanálisis. La relación entre ambas no es uno de nuestros objetivos, pero existen trabajos al respecto.

La evolución del poderoso esfuerzo nosográfico y nosotáxico de Kraepelin queda, pues, patente en las nueve ediciones de su Psychiatrie, obra básica de la psiquiatría contemporánea, cuyas concepciones y clasificaciones siguen en buena parte vigentes.

Otra obra que tuvo mucha difusión fue su Einführung in die psychiatrishche Klinik (Leipzig, 1901) (Introducción a la clínica psiquiátrica). En Der psychologische Versuch in der Psychiatrie (1896) expuso sus criterios psicológicos inspirados en las enseñanzas de Wundt. También ofreció una visión histórica de la psiquiatría ochocentista en un amplio trabajo que se publicó en 1918 en el Zeitschrift F. die gesamte Neurologie und Psychiatrie.

Parece que Kraepelin fue una persona reservada, muy meticulosa y respetuosa con la autoridad. Tenía una gran pasión por la botánica; cada año organizaba una excursión a pie por los alrededores de Munich con sus ayudantes. Llevó la nosotaxia a la psiquiatría. Individualizó la psicosis maniaco-depresiva y describió la dementia praecox, en la que siguió la orientación marcada por Kahlbaum y Hecker. Le confirió unidad y extensión particulares al agrupar tres tipos clínicos principales, la catatonia, aislada entre 1863 y 1874 por Kahlbaum; la hebefrenia, descrita por Hecker en 1871, y una forma delirante, a la que calificó de paranoide. Esta entidad nueva, muy claramente definida desde la sexta edición del Tratado (1899), como hemos dicho, tuvo rápidamente amplísimo éxito en el mundo psiquiátrico y preparó el camino para la esquizofrenia de Bleuler. La noción de delirio paranoide lo condujo, así, a limitar definitivamente el vasto concepto de paranoia a un sistema delirante restringido "durable e imposible de romper, que se instaura con conservación completa de la claridad y el orden en el pensamiento, en la voluntad y la acción". Fue también él quien dio carta de ciudadanía a la psicosis maniaco-depresiva hasta entonces fragmentada en cierto número de formas clínicas independientes, pero en ningún momento se preocupó por las hipótesis psicopatológicas y se contentó con consideraciones descriptivas y clasificatorias, pensando que estas afecciones eran psicosis de causa "endógena", cuyo origen debía buscarse en la organización interna predisponente de la personalidad.

El sistema de clasificación de Kraepelin se impuso prácticamente desde su promulgación. Su empeño ordenador, distinguiendo claramente psicosis exógenas y endógenas lo completó y perfeccionó Educen Bleuler cuando sustituyó el concepto de dementia praecox por esquizofrenia.

Poco más tarde las cosas volverían a cambiar en psiquiatría, pero Kraepelin hizo posible la conversión de la ésta en una disciplina construida sobre un núcleo doctrinal y articulada en torno a unas entidades clínicas definidas.

Kraepelin también fue aficionado a la música y la literatura. Fue autor de poemas que se publicaron después de su muerte. Murió el 7 de octubre de 1926.

Hablamos de "clasificación de Kraepelin" para referirnos a la división de las enfermedades mentales en los grupos maniacodepresivo y esquizofrénico.

José L. Fresquet, Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (CSIC-Universidad de Valencia), Septiembre 2004.


Bibliografía

—Ackerknecht, E. Kurze Geschichte der Psychiatrie, Stuttgart, 1957.

—Castilla del Pino, C. Psiquiatría, En: Laín P. (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, vol. 7, pp. 289-294, 1975.

—Emil Kraepelin. por Gerardo Arenas http://www.psicopatologia.com/Emil%20Kraepelin.htm (Consultado en septiembre de 2004) Incluido en Psicopatología.com (http://www.psicopatologia.com/).

—Engstrom, Eric J.: Emil Kraepelin. Leben und Werk des Psychiaters im Spannungsfeld zwischen positivistischer Wissenschaft und Irrationalität. Magisterarbeit, Universität München 1990.

—Engstrom, Eric J.: Emil Kraepelin. Psychiatry and Public Affairs in Wilhelmine Germany. History of Psychiatry, vol. 2, 1991, pp. 111-132.

—Engstrom, Eric J.: Kulturelle Dimensionen der Psychiatrie und Sozialpsychiatrie - Emil Kraepelin und Willy Hellpach. Gangolf Hübinger, Rüdiger vom Bruch, Friedrich Wilhelm Graf (Hg.): Kultur und Kulturwissenschaften um 1900, Bd. II, Idealismus und Positivismus. Steiner Verlag, Stuttgart 1997, pp. 164-189.

—Historie der "Königlich Psychiatrischen Klinik" in München, http://psywifo.klinikum.uni-muenchen.de/klinik/historie/2.html (Consultada en septiembre de 2004).

—Internacional Kraepelin Society. http://www.kraepelin.org/ (Consultado en septiembre de 2004).

—Morales Meseguer, J.M. Psiquiatría y neurología, En: Laín P. (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, vol. 6, pp.217-228, 1974.

Obras de Kraepelin

Ueber den Einfluss acuter Krankheiten auf die Entstehung von Geisteskrankheiten. Archiv für Psychiatrie und Nervenkrankheiten, Bd. 11, 1881, S. 137-183, S. 295-350, S. 649-677, Band 12, 1882, S. 65-121, S. 287-356.

Compendium der Psychiatrie zum Gebrauche für Studirende und Aerzte. Abel Verlag, Leipzig 1883.
Experimentelle Studien über Associationen. Allgemeine Zeitschrift für Psychiatrie, Bd. 40, 1884, pp. 829-831

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studirende und Aerzte. Fünfte, vollständig umgearbeitete Auflage. Barth Verlag, Leipzig 1896.

Der psychologische Versuch in der Psychiatrie. Psychol. Arb., 1896, 1, 1-91.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studirende und Aerzte. Sechste, vollständig umgearbeitete Auflage. I. Band. Allgemeine Psychiatrie. II. Band. Klinische Psychiatrie. Barth Verlag, Leipzig 1899.

Einführung in die Psychiatrische Klinik. Dreissig Vorlesungen. Barth Verlag, Leipzig 1901.
Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Siebente, vielfach umgearbeitete Auflage. Band I. Allgemeine Psychiatrie. Barth Verlag, Leipzig 1903.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Siebente, vielfach umgearbeitete Auflage. II. Band [in 2 Teilbänden]. Klinische Psychiatrie. Barth Verlag, Leipzig, 1904.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Achte, vollständig umgearbeitete Auflage. I. Band. Allgemeine Psychiatrie. Barth Verlag, Leipzig 1909.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Achte, vollständig umgearbeitete Auflage. II. Band. Klinische Psychiatrie. I. Teil. Barth Verlag, Leipzig 1909.

Hundert Jahre Psychiatrie, Z. Ges. Neurol., 1918, 38, 161-275.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Achte, vollständig umgearbeitete Auflage. III. Band. Klinische Psychiatrie. II. Teil. Barth Verlag, Leipzig 1913.

Psychiatrie. Ein Lehrbuch für Studierende und Ärzte. Achte, vollständig umgearbeitete Auflage. IV. Band. Klinische Psychiatrie. III. Teil. Barth Verlag, Leipzig 1915.