historia de la medicina - biografías

 
hi

Pierre Charles Alexandre Louis (1887-1872)

Hacia 1825 un médico francés, Pierre Charles Alexandre Louis, introducía lo que llamó “méthode numérique”, última expresión del método analítico sensualista. Según él “era necesario contar”, era imprescindible llevar la cuantificación a la medicina. Con este método sería posible apreciar el valor de los síntomas, conocer la evolución y duración de las enfermedades, asignarles un grado de gravedad, saber su frecuencia relativa, etc. Para Louis, además, con su método se podría valorar también la eficacia de los tratamientos.

Pierre Charles Alexandre Louis

Louis nació el 14 de abril de 1787, en Ai sur Marne, en la provincia de Champagne. Su padre fue un próspero comerciante de vinos. Tras la Revolución parece que Louis se iba a inclinar hacia el estudio de leyes, pero finalmente se decantó por la medicina. Comenzó en Reims y terminó en París, donde se graduó en 1813.

Sin tener el futuro asegurado decidió acompañar a la familia de una amigo, el Conde de Saint-Priest, a San Petersburgo, Rusia. Obtuvo el permiso para ejercer y durante siete años estuvo viajando con el conde. En 1816 estableció una consulta en Odessa que tuvo mucho éxito y llegó a recibir un título del zar. Sin embargo, en 1820 se sintió impotente ante una epidemia de difteria y regresó a París con la finalidad de ampliar sus estudios.

Durante siete años se dedicó a recoger miles de casos clínicos y protocolos de autopsia en el servicio de François Chomel (1788-1859) de la Charité. Recordemos que Chomel fue el sucesor de Laennec en dicho centro como profesor de medicina clínica. Éste se caracterizó por mantener una postura escéptica ante los sistemas. Para Louis el arte de la medicina estaba en la observación.

En 1812 el físico y  matemático Pierre-Simon de Laplace (1749-1827) publicó Théorie analytique des probabilités, que le sitúa entre los fundadores de la teoría de la probabilidad. La aplicó al estudio de los fenómenos naturales y llegó a tener mucha influencia en los años veinte del siglo XIX. Por otra parte, la estadística ya contaba entonces con tradición en el terreno de los estudios demográficos y sanitarios.  En 1823 Louis comenzó a publicar trabajos en los que aplicó este método a gran variedad de temas, desde la perforación del intestino delgado a la muerte súbita, como Observations relatives aux perforations spontanées de l’intestin grêle dans les maladies aiguë.

Uno de los más importantes fue el que dedicó a la tuberculosis, enfermedad de gran importancia en la época. Trató de comprender mejor los síntomas y el curso de la enfermedad. En 1825 apareció Recherches anatomopathologiques sur la phitisie Précédées du rapport fait à l’Académie royale de médecine par MM Bourdois, Royer-Collard et Chomel.Se basó en 123 casos que había seguido; describe las lesiones y los síntomas con gran detalle. En este texto hizo referencia a lo que se conoce como “ley de Louis”: la tuberculosis pulmonar comienza generalmente por el vértice y en el pulmón izquierdo y, siempre que hay tuberculosis en otras partes del cuerpo, se acompaña también de lesiones en los pulmones. La obra fue una importante contribución a la abundante literatura de la época sobre la tuberculosis y redondeó las destacadas aportaciones que habían hecho Laennec y Bayle. Ese mismo año fue nombrado adjunto residente de la Academia de Medicina.

En 1828 estuvo en Gibraltar como experto para investigar una epidemia de fiebre amarilla y fue contratado médico de la Pitié. También se casó con la hija del marqués de Montferrier.

En 1829 Louis publicó dos volúmenes sobre una entidad confusa que recibía varios nombres: Recherches anatomiques, pathologiques et thérapeutiques sur la maladie conque sous les noms de gastro-entérite, fiebre putride, adynamique, ataxique, typhoïde, etc. Introdujo el término de “fiebre tifoidea” y estableció el cuadro clínico de la enfermedad, superando ampliamente los trabajos de Bretonneau.

En 1930, a pesar de que no fue nombrado profesor, se convirtió en el “docente” más famoso de clínica médica de París. Preocupado por la enseñanza de la medicina, en 1831 publicó Généralités sur l’enseignement de la médecine, clinique, ou idée succincte de la méthode à suivre dans l’examen des malades et dans la recherche des faits généraux.

Quizás el trabajo que le hizo más popular fue el que consagró a determinar la eficacia de la sangría en la neumonía, que publicó en una serie de artículos en 1828 "Recherche sur les effets de la saignée dans plusieurs maladies inflammatoires" (Archives générales de médecine 1828;18: 321-336) y que en 1835 reunió en el libro Recherches sur les effets de la saignée dans vuelques maladies inflammatoires, et sur l’action de l’émétique et des vésicatoires dans la pneumonie. Examinó muchas historias clínicas anotando todos los detalles tanto en los casos en los que se sangraba como en los que no, en los que el paciente curaba o en los que fallecía. Entre otras cosas observó que los pacientes que se sangraban al principio de la enfermedad tendían a sanar y los que se sangraban después, solían morir. Su conclusión es que la utilidad de la “moda de la sangría”  era más que dudosa. Louis demostró, pues, la ineficacia terapéutica de la sangría en los procesos inflamatorios, recurriendo a la estadística, lo que supuso el golpe definitivo al brusismo, que preconizaba justo lo contrario.

En 1832 los estudiantes Marc D’Espine, Théodore Maunoir y John Visto, crearon la Société Médicale d’Observation, de la que nombraron presidente a Louis. Enseguida se integraron otros colegas que aplicaron de forma sistemática la estadística en el estudio de la patología, la clínica y también la terapéutica.

El método de Louis fue controvertido en su tiempo. Se desarrollaron fuertes disputas en el seno de la Académie des Sciences en 1835 y en la Académie de médecine en 1837. Jules Gavarret (1809-1890), profesor de física médica y autor de Principes généraux de statistique médicale (1840), criticó la débil base matemática de Louis. Sin embargo, el freno a la investigación estadística fue favorecido por el extraordinario desarrollo de la investigación de laboratorio representada en la figura de Claude Bernard.

Su único hijo Armand contrajo la tuberculosis y él abandonó el hospital para cuidarlo. Murió en julio de 1854 a la edad de 18 años. Louis se retiró de la medicina y falleció el 22 de agosto de 1872 a la edad de 85 años. Fue enterrado en el Cementerio de Montparnasse.

Tuvo muchos discípulos tanto franceses como de otros países. En Estados Unidos fue muy admirado. Oliver Wendell Holmes le idolatraba igual que Henry L. Bowditch, que fue el que introdujo las lecciones clínicas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard en 1857. En 1905, cuando William Osler se encontraba en París con motivo de una conferencia sobre tuberculosis, organizó un pequeño homenaje a Louis ante su tumba en Montparnasse.

José L. Fresquet. Profesor titular. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia - CSIC). Febrero de 2007.

Bibliografía

—Galbraith Simmons, J., Doctors and Discoveries. Lives that Created Today’s Medicine. Boston, NY, Houghton Mifflin Company, 2002.

—Laín entralgo, P. Historia de la Medicina moderna y contemporánea. Barcelona, Ed. Científico-médica, 1963.

—López Piñero, J.M., Ciencia y enfermedad en el siglo XIX. Barcelona, Península, 1985.

Obras de Louis

Observations relatives au cancer du pylore et a l’hypertrophie de la membrana musculaire de léstomac.. Paris, Imp. De Migueret, s.a., 12 pp.

Observations relatives aux perforations spontanées de l’intestin grêle dans les maladies aiguë. Paris, Imp. Miguered, s.a. 33 pp.

Recherches anatomopathologiques sur la phitisie Précédées du rapport fait à l’Académie royale de médecine par MM Bourdois, Royer-Collard et Chomel. Paris :Gabon & Cie. 1825.

Recherche sur les effets de la saignée dans plusieurs maladies inflammatoires. Archives générales de médecine 1828;18: 321-336.

Recherches anatomiques, pathologiques et thérapeutiques sur la maladie conque sous les noms de gastro-entérite, fiebre putride, adynamique, ataxique, typhoïde, etc. 2 vols, Paris, J.B. Baillière, 1829.

Généralités sur l’enseignement de la médecine, clinique, ou idée succincte de la méthode à suivre dans l’examen des malades et dans la recherche des faits généraux. Paris: No. 326, Concours, 1831.

Recherches sur les effets de la saignée dans vuelques maladies inflammatoires, et sur l’action de l’émétique et des vésicatoires dans la pneumonie (Paris, J.B. Baillière, 1835.

Texto en pdf Texto en pdf