historia de la medicina - biografías

 
hi

Louis Antoine Ranvier (1835-1922)

Se considera a Ranvier como uno de los histólogos más destacados de la segunda parte del siglo XIX en Francia. Supo combinar la tradición histológica alemana con la fisiología francesa. Su tema de investigación más importante fue el sistema nervioso. Fue éste el gran capítulo en el que culminó la investigación histológica de la segunda mitad del siglo XIX. Durante la primera mitad de la centuria contribuyeron a ella autores como Ehrenberg, Schwann, Valentin, Purkinje, Remak, Pacine, etc. La continuaron después Virchow, Küne, Bertz y Ranvier, entre otros.

Louis-Antoine Ranvier

Ranvier nació en Lyon el 2 de octubre de 1835. Su padre era un hombre de negocios que se dedicó después a la administración pública. Estudió medicina en su ciudad natal en los años cincuenta y después marchó a París. Superado el examen de ingreso, obtuvo la plaza de interno de los hospitales en 1860.

Lámina del Leçons sur l'Histologie du Système nerveux. Paris, 1878.

Lámina del Leçons sur l'Histologie du Système nerveux. Paris, 1878.

Con su amigo Victor Cornil, con el que frecuentaba la Société Anatomique fundó un pequeño laboratorio privado en la calle Christine (6e arrondissement), donde ofrecían un curso de histología a los estudiantes. El primero se dedicó sobre todo a la anatomía patológica, mientras que Ravier se inclinó por la anatomía normal. De hecho, André Victor Cornil (1837-1908), fue profesor de histología de la Facultad de Medicina de París y trabajó en la histopatología de la tuberculosis pulmonar, la cirrosis, las enfermedades renales y los tumores. También trabajó con Jaccoud y Charcot. De la colaboración de ambos, Ranvier y Cornil, surgió el Manuel d'Histologie pathologique (1869), que se reeditó y tradujo varias veces.

La relación entre ambos finalizó en 1867 cuando Ranvier pasó a ser preparador con Claude Bernard en el Collège de France. Estuvo en un pequeño laboratorio que en 1872 se asoció a la cátedra de medicina experimental de Bernard, concediéndosele reconocimiento oficial como Laboratorio de Histología de la École des Hautes Études. Tras la defunción de Portal y con la influencia de Bernard, Ranvier ocupó la cátedra de anatomía general del Collège en 1875, cuando contaba con treinta y nueve años de edad. Durante un tiempo los laboratorios de la École y los del Collège funcionaron de forma conjunta. Se volvieron a separar cuando el discípulo de Ranvier, Louis Malassez (1842-1909), obtuvo la plaza de director del primero.

Los trabajos de Ranvier nos ayudan a comprender que el cultivo de la anatomía y de la fisiología no se realizaron de forma independiente y que la labor de Claude Bernard no eclipsó todo lo demás. Sus trabajos anteriores a 1871 están impregnados del estilo de los grandes maestros: Las Leçons de physiologie éxperimentale (1854-58), de Bernard, y la Patología celular, de Rudolf Virchow (1859). Acabó enfrentándose con Charles Robin, jefe de las filas de la anatomía francesa, acerca de la naturaleza celular de las cavidades óseas. A su muerte lo sustituyó en la Académie des Sciences, cuando ya se había adoptado la teoría celular de Virchow. Sin embargo, al ponerse a trabajar sobre aspectos fisiológicos, tuvo problemas con la vivisección y prefirió el cultivo de la microscopía.

En 1871, desde su laboratorio del Collège, repitió las experiencias que se explicaban en los tratados de la época. Sin embargo él fue más lejos, pues buscó nuevas técnicas para visualizar estructuras “invisibles” y poder explicar cuestiones de tipo fisiológico. El nervio ciático de las ranas tratado con ácido ósmico y disociado, muestra unas estrangulaciones visibles que ya habían sido referidas en otros trabajos, pero que fue Ranvier quien las describió por vez primera. Nos referimos a los “nodos de Ranvier”, estrechamientos observados en las fibras nerviosas meduladas, a intervalos de 1 mm , debidos a la interrupción de la mielina. Pero para Ranvier la histología no podía quedar ahí, en la técnica y en la descripción, sino que debía dar paso al estudio de las funciones.

Las observaciones de Ranvier fueron comunicadas a la Academia de Ciencias como una contribución a la histología y la fisiología de los nervios periféricos. Siguió realizando estudios histológicos con otros nervios e inició investigaciones sobre la degeneración y regeneración de los mismos. Sus trabajos confirmaron la degeneración descrita por Augustus Waller, los cilindro-ejes de los segmentos periféricos se fragmentan y desaparecen, mientras que los cilindro-ejes centrales se hipertrofian y emiten brotes que son el punto de partida de nuevas fibras nerviosas. Ranvier creía que la regeneración nerviosa era un caso particular de la ley general del crecimiento del centro hacia la periferia. Santiago Ramón y Cajal conocía bien el manual de técnicas histológicas de Ranvier, maestro también de Luis Simarro y López García. Cuando Cajal publicó Estudios sobre la degeneración y regeneración del sistema nervioso (1913-14), en la que se dejaba en buen lugar el trabajo de Ranvier, la obra de éste adquirió renombre. Se trata de un trabajo original de estilo propio que asocia cuestiones morfológicas y fisiológicas. La atención que Ranvier prestó a las células de Schwann, abrió nuevas perspectivas a la fisiología. Contribuyó a aclarar el confuso debate de las regeneraciones de las fibras nerviosas tras lesión, que no culminaría hasta décadas después.

Miógrafo utilizado por Ranvier para el estudio de la contracción muscular.

Miógrafo utilizado por Ranvier para el estudio de la contracción muscular.

Ranvier también estudió los tejidos óseo y conjuntivo e inició la investigación histológica del tejido muscular así como la de la contracción muscular. Virchow fue uno de los primeros que describió las células del tejido conectivo. Fue Ranvier quien demostró que sus descripciones correspondían en realidad a espacios estrellados situados entre los haces y descubrió los fibrocitos, que llamó células planas. Aclaró también la naturaleza de las fibras elásticas y colágenas, descritas ya por Latu (1834) y por Henle (1843). En lo que se refiere al tejido muscular, ofreció una visión de conjunto de este sistema en su obra Leçons d'anatomie générale sur le système musculaire (1880).

En otros trabajos describió que el "perineurium" conectaba hazes de fibras nerviosas. También descubrió que las células aparentemente unipolares de los ganglios espinales de los mamíferos se bifurcan en una rama T. Esta investigación tendió a dar soporte a la teoría de que el cilindro-eje es una prolongación de las células nerviosas. Muchos de sus trabajos se utilizaron posterioremente en apoyo de la teoría neuronal. Ranvier no intervino nunca en la polémica entre la teoría reticular y la neuronal. Participó, en cambio, en la de la teoría de la estructura fibrilar de las células nerviosas. Ranvier investigó además las diferencias entre las terminaciones de la fibras nerviosas voluntarias e involuntarias.

Durante la segunda mitad del siglo XIX se utilizaron mucho las técnicas histológicas de impregnación mediante sales metálicas. Su uso sistemático fue introducido por Friedrich D. von Recklinghausen, quien utilizó el nitrato de plata desde 1860. Ranvier popularizó mucho la técnica, que mejoró, y empleó para el estudio del sistema nervioso. También colaboró en introducir las anilinas básicas (azul de metileno, fuchsina, safranina, etc.) y otras sustancias como la eosina (años sesenta y setenta del siglo XIX). Su Traité technique d'histologie (1875-1882) fue el manual más influyente en este periodo. Llegó a ser durante un tiempo libro de cabecera de Cajal.

Ranvier se adentró también en el estudio de la estructura de los ganglios linfáticos. Realizó estudios sobre células linfoides in vitro. Estudió las células obtenidas de perros y conejos mediante canulación del conducto torácico; describió sus cacaterísticas morfológicas y su movimiento ameboideo azaroso. Demostró que los linfocitos son móviles a los 37º, pero no por debajo de 20º o por encima de 40º, y que el movimiento sólo sucede cuando las células tienen superficie sobre las que apoyarse, pero no cuando se encuentran en suspensión. Ranvier describió así mismo la diapédesis de los linfocitos, es decir, su habilidad para atravesar las paredes de los vasos, observando que muchas células se añaden a la linfa cuando ésta pasa a través del ganglio, hecho que también habían descrito O. Heyfelder en 1852 y Ernst Wilhelm von Brucke, en 1854.

En 1897 Ranvier fundó, junto con Balbiani, los Archives d'anatomie microscopique, la primera revista francesa consagrada exclusivamente a los estudios microscópicos.

Entre los años 1875 y 1890 en el laboratorio de Ranvier se formaron personas como Malassez, Louis de Sinéty, Maurice Debove, Renaut, Babinski, William Nicati y E. Suchard, entre otros. El cubano Joaquín Albarrán y Domínguez mantuvo amistad con Ranvier y Malassez. El español Leopoldo López García también se formó con Ranvier en París, fue ayudante de Maestre de San Juan en Madrid y obtuvo después la cátedra de histología de Valladolid. Luis Simarro también estuvo con el histólogo francés aprendiendo sus técnicas de laboratorio.

En 1900 Ranvier se aisló de la comunidad científica y se retiró a Thélys, donde pasó los siguientes veintidós años ajeno a la actividad científica.

Ranvier murió en Vendranges, Loire, el 22 de marzo de 1922.

José L. Fresquet Febrer (Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación, Universidad de Valencia - CSIC), Valencia, España. Octubre, 2005.


Bibliografía

—Appel, T.A. Louis-Antoine Ranvier, En: Gillispie , Ch. C. (ed), Dictionary of scientific biography. New York, Charles Scribner's Sons, 1975, vol. XI, pp. 295-297.

—Barbara, J.G. Les étranglements annulaires de Louis Ranvier (1871). La Lettre de Neurosciences. Printemps-Été, 2005, pp. 3-5.

—Fernández, N.; Breathnach, C.S. Luis Simarro Lacabra (1851-1921): from Golgi to Cajal throug Simarro, via Ranvier? J Hist Neurosci. 2001; 10(1): 19-26.

Obras de Ranvier

Considérations sur le développement du tissu osseux et sur les lésions élémentaires des cartilages et des os.  Paris: A. Delahaye, 1865, 70 p.

Con V. Cornil Manuel d'histologie pathologique. Paris : G. Baillière, 1869, VIII-1266 p., fig.

École pratique des hautes études. Laboratoire d'histologie.... Travaux de l'année 1874 [-1910]... [Paris, 1874-1911, 25 tomes en 17 vol. in-8 °

Traité technique d'histologie. Paris : F. Savy, 1875, II-976-8 p., fig.

Leçons d'anatomie générale... 2 vol, Paris, 1880-1881.

Leçons d'anatomie générale sur le système musculaire, par L. Ranvier,... recueillies par M. J. Renaut. Paris : bureaux du Progrès médical, 1880, 466 p.