historia de la medicina - biografías

 
hi

Moritz Heinrich Romberg (1795-1873)

Laín dice que la neurología nació y se hizo mayor de edad a lo largo del siglo XIX. Se considera que el punto de partida fueron las monografías de Ch.P. Ollivier (1796-1845) (Francia), J. Abercrombie (1780-1844) (Inglaterra) y la alemana de Moritz Heinrich Romberg.

Moritz Heinrich Romberg

De origen judio, Moritz Heinrich Romberg nació en Meiningen (Thüringen) el 11 de noviembre de 1795. Tras la muerte de su padre se trasladó a Berlín con su madre. Después de superar los estudios medios, se decantó por la medicina. Obtuvo el grado en 1817 con la tesis De rachitide congenital Berolini, que habla del raquitismo congénito y donde ofrece la clásica descripción de la acondroplasia.

En Viena visitó a Johann Peter Frank (1745-1821) que entonces estaba particularmente interesado en el estudio de la médula espinal. Sin embargo, su nombre se asocia con el desarrollo de la higiene pública. Su gran obra fue System einer vollständigen medizinischen Polizei, que tiene nueve volúmenes y se publicó entre 1777 y 1817. Rosen dice que es el "código sanitario para déspotas ilustrados", lo que explica su insistencia en la legislación como instrumento de la higiene pública. Llegó a condicionar en buena parte el desarrollo de esta disciplina en toda Europa. Fue en esta etapa, mientras estaba con Frank, cuando Romberg afirmó que “el estudio de las enfermedades del sistema nervioso es el objeto de mi vida y el objetivo de mis investigaciones”.

Romberg regresó a Berlín en 1820 y fue médico de beneficencia, puesto que ocupó durante veinticinco años. Trató a pacientes neurológicos en la Charité. Durante esta etapa tradujo varios textos ingleses al alemán. Entre éstos The Nervous System of the Human Body de Charles Bell (1774-1842) y The Morbid Anatomy of the Brain de Andrew Marshall (1742-1813). Romberg era un admirador de la medicina inglesa. Fue uno de los que atribuyó de forma incorrecta el descubrimiento de la función de las raíces anteriores y posteriores de la médula espinal a Charles Bell, cuando en realidad el hallazgo fue de François Magendie.

En 1830 Romberg comenzó su carrera académica cuando fue habilitado como Privat-Dozent de patología especial y de terapéutica en la Universidad de Berlín. En 1831 y en 1837 fue el encargado del hospital para coléricos. En 1838 ocupó el cargo de profesor extraordinario de patología y en 1840 fue nombrado director del hospital universitario.

El libro más importante de Romberg fue Lehrbuch der Nervenkrankheiten des Menschen, que se publicó entre 1840 y 1846, y que llegó a tener varias ediciones. Se le considera como el primer libro de texto sistemático sobre neurología. Fue traducido al inglés en 1853. La clasificación que ofrece de las enfermedades sigue el modelo "more botanico", como era entonces habitual. Dividió el libro en dos partes: “neurosis de la sensibilidad” que, a la vez, dividió en subcategorías como hiperestesia y anestesia. Las neurosis de la movilidad las dividió en hiperkinesias y akinesias.

En 1845 Romberg fue nombrado profesor o catedrático de patología especial y terapéutica. En 1851 se le concedió el estatus de “Geheime Medizinalrath”. A mediados de los años sesenta del siglo XIX, debido a los ataques de gota y a su mala salud, dimitió de sus puestos. Murió a la edad de 73 años, el 16 de junio de 1873, después de haber sufrido durante años una afección cardíaca.

El nombre de Romberg se asocia a la hemiatrofia facial progresiva (síndrome de Parry-Romberg) y a los dolores lacerantes en la pierna, en los afectado de hernia obturatriz estrangulada (síntoma de Romberg-Howship).

Respecto al signo que lleva el nombre de Romberg (vacilación del cuerpo estando el paciente con los pies juntos y los ojos cerrados) fue descrito también por otros. Marshall Hall (ca.1836) en sus Lectures on the Nervous System and its Diseases, describe la pérdida del control postural en la oscuridad, de los pacientes con un severo compromiso propiceptivo, pero no llegó a desarrollar la idea. Después vino Romberg que describió la pérdida de control postural experimentada por pacientes con tabes dorsal  tras cerrar sus ojos o bien en la oscuridad:

"…si le dicen al paciente que cierre sus ojos mientras permanece erguido, comienza inmediatamente a moverse de lado a lado, y las oscilaciones pronto logran tirarle al suelo a menos que esté apoyado...  Los ojos de tales pacientes son su control, o antena;  por lo tanto, en la obscuridad, y cuando sobreviene la amaurosis –lo que no es infrecuente-, su falta de control es extrema"

Más tarde Romberg añadió:

“Los pies se sienten como entumecidos al estar parados, caminar, o acostarse, y el paciente tiene la sensación como si estuvieran cubiertos con una piel...  El paso comienza a ser inseguro, y el paciente intenta superarlo haciendo un mayor esfuerzo con sus talones.  Desde el comienzo de la enfermedad el sujeto fija sus ojos en sus pies para evitar que sus movimientos lleguen a ser todavía más inestables.  Si le ordenan que cierre los ojos mientras permanece en postura erguida, inmediatamente comienza a tambalearse y a pivotar de lado a lado;  la inseguridad de su paso también se exhibe más en la obscuridad.  Ahora hace diez años que precisé esta hallazgo patognomónico...”

Casi al mismo tiempo el médico alemán Bernardus Brach describió síntomas parecidos, pero sus contribuciones han sido pasadas por alto.

La prueba de Romberg es útil para diferenciar un síndrome cerebeloso de un síndrome vestibular; en caso de trastorno cerebeloso, el paciente se desequilibra tanto con los ojos abiertos como cerrados, y de ser el trastorno vestibular (o cordonal posterior, cuando se afecta la sensibilidad propioceptiva), el desequilibrio aumentará al cerrar los ojos  (signo de Romberg). La descripción de este signo no aparece en la primera edición de su libro, sino en la segunda. Romberg lo observó en lo que ahora conocemos como tercer estadío de la sífilis aunque esto no se supo bien hasta finales del siglo XIX. Durante mucho tiempo se asoció con los excesos sexuales pero no con la enfermedad venérea. La tabes dorsal se caracteriza precisamente por debilidad muscular y sensibilidad anormal. En la mielopatía sifilítica, los problemas musculares están acompañados de otros síntomas característicos de las lesiones nerviosas, ocasionadas por la sífilis y que incluyen, entre otros, trastornos de la visión, apoplejías y trastornos psiquiátricos. 

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia-CSIC). Abril, 2006.

Bibliografía

—Keppel-Hesselink, J.M.; Koehler, P.J. Romberg’s Sign. En: Koehler, P.J.; Bruyn, G.W.; Pearce, J.M.S. (eds). Neurological Eponyms. Oxford, Oxford University Press, 2000. 166-171.

—Laín Entralgo, P. Historia de la medicina. Barcelona, Salvat, 1978.

—Lanska, D.J.; Gotees, Ch.G. Romberg’s sign. Development, adoption, and adaptation in the 19th century. Neurology 2000; 55; 1201-1206.

—Pearce, J.M.S. Pearce. Romberg and his Sign. European Neurology 2005; 53: 210-213.

—Viets, H.R. Moritz Heinrich Romberg (1795-1873), En: The Founders of Neurology. 2ª ed., Springfield, Charles C. Thomas Pub.

Obras de Moritz Romberg

De rachitide congenita; Doct diss., Berlin, Carl August Platen, 1817.

Commentationes quaedem de cerebri haemorrhagica; Habschr, Berlin, 1830.

Bemerkungen über die asiatische Cholera. Berlin, 1832.

Bell’s physiologische und pathologische Untersuchungen des Nervensystems. Berlin, 1832–1836.

Bericht über die Choleraepidemia des Jahres 1837. Berlin, 1837.

Lehrbuch der Nervenkrankheiten des Menschen. Berlin, Duncker, 1840–1846.
Neuralgiae nervi quinti specimen. Academic inauguration address, Berlin, 1840.

De paralysie respiratoria. Berlin, 1845.
Klinische Ergebnisse. Berlin, Förstner, 1846. (Descripción del llamado syndrome de Parry-Romberg en pp. 75-81).

Klinische Wahrnehmungen und Beobachtungen, etc. 2 volumes, Berlin, 1851.

Texto en pdf Texto en pdf