historia de la medicina - biografías

 
hi

Gerard L.B. van Swieten (1700-1772)

Con Swieten se cerró una época de enseñanza libresca en la Universidad de Viena y se inauguraba otra presidida por la nova scientia que él había conocido en Leiden junto a Boerhaave. Consistía ésta en una medicina basada en la observación y la experimentación. Para ello hacía falta una reforma en profundidad y grandes sumas de dinero que sólo el Estado podía aportar.

Gerard L.B. van Swieten

Swieten nació en Leyden el 7 de mayo de 1700. Estudió en Löwen y en Leiden, donde fue discípulo de Boerhaane. Se doctoró en 1725 con el trabajo Diss. de arteriae fabrica et efficacia in corpore humano. En 1736 obtuvo la categoría de "Privatdozen" de Institutiones medicae.

En 1740 subía al trono María Teresa quien, casi de forma inmediata, vio la necesidad de reformar la Universidad de Viena, que estaba encerrada en sus privilegios y se encontraba en una situación de estancamiento. Su hermana María Ana enfermó y llamaron a Swieten, que por entonces ya era un médico conocido. No logró salvar la vida de la Archiduquesa, pero ganó la confianza de la Emperatriz, que le llamó a Viena y lo nombró su médico personal. Swieten aceptó el ofrecimiento y llegó a la ciudad en 1745.

Durante años Swieten había estado junto a su maestro Boerhaave. Sin embargo, era católico y no se le permitía ejercer la cátedra. Cuando Boerhaave murió se fue de la Universidad porque era imposible sucederle, a pesar de que los estudiantes se amotinaron a su favor. Se dedicó a completar la obra de su maestro y, de forma especial, a explicar sus aforismos. Podía hacerlo perfectamente porque le conocía muy bien y guardaba gran cantidad de notas y datos que había obtenido de la clínica. Hubiera seguido así en Leiden de no ser por la Emperatriz. Swieten tendría la posibilidad de desarrollar su enorme capacidad de organización ya que aquélla le encomendó la reforma de la Universidad. Confió en él y le dio completa libertad.

Portada de los Aforismos, de Swieten

Cuando llegó a Viena fue nombrado director de la Biblioteca de la corte, lugar que eligió para impartir sus conferencias. Éstas trataron, sobre todo, de fisiología. Para ello se ayudaba de las preparaciones anatómicas que reunió durante años. El segundo año se ocupó de la enfermedad, es decir, de la patología, y finalmente, de la materia médica. Fue formando así un núcleo de discípulos, como Lorenz Gasser y Melchior Stoerck. A los cuatro años preparó un plan para crear una facultad de medicina moderna y para reformar la de Viena. Lo primero era fácil, pero lo segundo suponía una serie de dificultades que derivaban de la tradición y de los viejos privilegios. En 1749 presentó su proyecto a la Emperatriz y tres semanas después se convertía en ley. Uno de los aspectos más importantes era que la universidad dependía del estado y era el monarca el que nombraba los profesores y atendía sus honorarios. El decano pasaba a ocupar un segundo plano y sería sólo un representante del Gobierno cuyas funciones eran presidir los exámenes, la promoción de nuevos graduados y las visitas a las farmacias, entre otras tareas. Para poder ejercer la medicina había que examinarse en Viena, lo que capacitaba para la práctica en todos los países dependientes de la corona. Swieten fue nombrado director y presidente de la Facultad.

Swieten tuvo que enfrentarse a muchos problemas y protestas, pero se vio favorecido por el hecho de que en otros países el estado absolutista había recortado el poder de las universidades. Se organizó un jardín botánico, así como un laboratorio químico, que dirigió el holandés Nicolaus Joseph Jacquin (1727-1817). Según Erna Lesky, su química, de espíritu boerhaaviano, fue de gran utilidad para la minería y la siderurgia de la Escuela de Minas de Schmnit, por un lado, y para el desarrollo de la farmacia, junto con la botánica, por el otro. Swieten también concedió importancia a la enseñanza de la anatomía, nombrando como responsable a Lorenz Gasser. Para la docencia de la cirugía nombró a Jaus y a Leber. Johann Nepomuk von Crantz (1722-1799) ocupó el puesto que dejó Stoerck –medicina teórica- al morir de forma prematura, y también se le encargó la enseñanza de la obstetricia. Para esto último, Swieten lo mandó a París  para que se especializara en dicha disciplina junto a André Levret (1703-1780). A la cátedra de clínica quiso darle especial relieve y para ello llamó a un antiguo compañero de Leiden, Anton de Haen, que llegó en 1754. Se pusieron a su disposición seis camas en el Hospital para hombres y seis para mujeres. La clínica seguía el modelo de Leiden. En 1576 levantó el edificio de la Universidad, lo que hoy es la Academia de Ciencias.

Portada edición castellana de los Aforismos, de Swieten

Antes de la reforma los médicos, para doctorarse, se iban a otra ciudad o país; ahora la situación se había invertido. Swieten también se encargó de contratar a los médicos para los hospitales y para las provincias, que a partir de entonces se tomarían en serio la atención de la población; el estado absolutista creía que era su misión. En 1775 se creó una Farmacopea para todo el Imperio y se prohibía la práctica de charlatanes y curanderos.

Estas reformas influyeron en todos los teritorios dominados por los Habsburgo. A principios de los años cincuenta comenzó la reorganización de las Facultades de Praga y Friburgo. Siguió después la Facultad lombarda de Pavía. Se creó después la Universidad de Pazmay, en Tyrnau. En esos momentos, italianos, checos, alemanes, eslovacos y húngaros estudiaban la mejor medicina que existía en la Europa de aquella época.

La reforma traspasó los límites de la enseñanza y la asistencia. En su papel de protomédico del Imperio austríaco, Swieten también desarrolló importantes cambios en el campo de la prevención. Mejoró la situación de los pacientes afectados por enfermedades venéreas y en 1769 liberalizó la postura frente a las enfermedades de este tipo. En vez de tratamientos torturantes a base de baños de vapor y ungüentos de mercurio en el Hospital de San Marcos, ideó el tratamiento con el licor que lleva su nombre (Licor de Swieten), una disolución alcohólica sublimada. En el terreno de las enfermedades mentales logró que se liberara de sus jaulas a los locos y que se dejara de azotarlos. Mejoró asismismo la enseñanza de las comadronas y creó un Orfelinato en 1742 para la educación de los huérfanos. También reforzó mucho los aspectos sanitarios y las cuarentenas para protegerse de las epidemias de peste. Sin embargo, rechazó la vacunación contra la viruela, hasta que no contrajo la enfermedad la Emperatriz María Teresa en 1767.

Swieten se ocupó personalmente de la censura desplazando a los jesuitas que hasta entonces eran los únicos que se dedicaban a ejercerla. Sabemos que se levantaba a las cinco y media de la mañana. Una hora después iba a la corte. Sobre las ocho o las nueve se encerraba en su gabinete. Almorzaba a las dos. Sobre las tres visitaba gratuitamente durante una hora. Trabajaba después hasta las siete, hora en que se dirigía de nuevo a la corte. Cenaba a las nueve y se retiraba a las diez y media. Muy pocas veces cambiaba este esquema de vida.

Swieten sabía varias lenguas. Era rígido y muy generoso con los pobres. Destinó siempre un fondo para estudiantes con talento. Murió el 18 de junio de 1772. 

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia-CSIC). Marzo, 2006.


Bibliografía

—Diepgen, P. Historia de la medicina. 2ª ed. Barcelona, Ed. Labor, 1932.

—Lesky, E. Clínica y patología de la ilustración: Primera Escuela vienesa. En: Laín, P. (dir.), Historia Universal de la medicina. Barcelona, Salva, vol. 5, pp.87-97.

—Lesky, E. Die Wiener medizinische Schule im 19 Jahrhundert, Graz, Böhlau,1965. Traducción inglesa: Baltimore & London: Johns Hopkins Press, 1976.

—Helmut Wyklicky , Gerard van Swieten (1700-1772), Festvortrag von emer. Prof.Dr. Helmut Wyklicky zum 300. Geburtstag von G. van Swieten vor dem 54. Van Swieten-Kongress im AKH Wien am 25.X.2000. Institut für Geschichte der Medizin. (http://www.univie.ac.at/medizingeschichte/vanswieten_vortrag.htm). Consultado en Marzo, 2006.

Obras de Swieten

Dissert. Inaug. De arteriae fabrica et eficacia in corpore humano. Leyden, 1725.

Commentaria in H. Boerhaavii aphorismos de cognosc. et curandis morbis" (Leyden 1742—72, 5. Thle.; 1766—76, 6. Thle.; Venedig 1745—1772, 1775—1778; Hildburghausen u. Meiningen 1745—1772; Paris 1755—1773; 3. ed. 1769—1773; Frankfurt 1762; Lyon 1776; Turin 1744—1773; Neapel 1745—1772; Würzburg 1787—1792; Loewen 1773; Bassano 1788; Tübingen 1791; deutsch Wien 1755—1775; Frankfurt 1767—1775; französisch Paris 1747—1753; Avignon 1766; engl. London 1744—1754, 1754—1765, 1771—1773; Edinburg 1776; abgekürzt 2 Bde. London 1768; holl. Leiden 1760 bis 1776; Amsterdam 1776—1791) — "Kurxe Beschreibung und Heilungsart der Krankheiten, welche am öftesten in den Feldlagern beobachtet werden" (Wien, Prag u. Triest 1758; Zürich 1760; Wien 1771; franz. Paris 1760, 1777; Amsterdam 1761; Lüttich 1765; engl. London 1762, 1767; Philad. 1776; holl. Amsterdam 1760, 1764, 1772, 1780, 1790; Brügge 1765; ital. Neapel 1761, 1768; span. Valencia 1764) — "Constitutiones epidemicae et morbi potissimum Lugd. Bat. observati" (ed. M. stoll, Wien 1782; Leyden 1782, 1783; deutsch Leipzig 178o) — "Erläuterungen der Boerhaave'schen Lehrsätze der Chirurgie (Danzig 1749 bis 1753; Frankfurt und Leipzig 1778; franz. Paris 1765—1763; Span. Madrid 1774-1779).

Kurze Beschreibung und Heilungsart der Krankheiten, welche am öftesten in dem Feldlager beobachtet werden. Wien, Prag, Triest, J.T. Trayynern, 1758.

Texto en pdf Texto en pdf