historia de la medicina - biografías

 
hi

Ludwig Courvoisier (1843-1918) y

 

Louis-Félix Terrier (1837-1908)

Una de las consecuencias de la revolución quirúrgica fue el acceso a las cavidades torácica, neural y abdominal que no pudieron desarrollarse anteriormente por la infección y el shock quirúrgico. A partir de ese momento el cirujano se vio obligado a diagnosticar como lo hacía el internista y a desarrollar métodos de exploración encaminados a "ver" la lesión interna. Un ejemplo de la nueva era quirúrgica lo encontramos en la cirugía hepática y biliar así como en la del páncreas y el bazo, que comenzaron en el último cuarto del siglo XIX. La obra de Courvoisier y Terrier se enmarca en esta etapa de la historia de la medicina.

Ludwig Courvoisier nació en Basilea (Suiza) en 1843. De pequeño tenía una gran afición por la botánica y por la entomología, que continuó cultivando a lo largo de su vida. Incluso llegó a publicar varios trabajos sobre estos temas ilustrados por él mismo. En la Universidad de Basilea realizó los estudios de medicina que tuvo que interrumpir dos veces; una por una grave enfermedad infecciosa y otra por la guerra de Austria con Prusia. Se graduó en 1868.

Ludwig Courvoisier

Su formación como cirujano transcurrió junto a los mejores: Czerny y Billroth en Viena, y Ferguson y Spencer Wells en Londres. La guerra franco-prusiana lo llevó a un hospital militar en Alemania donde estuvo con el cirujano August Socin, gran especialista en cirugía de guerra. Más tarde ocupó una plaza de médico interno en el Hospital de Rieher, donde también estableció una consulta privada y se vinculó a la Universidad. Durante este periodo -unos doce años- escribió el libro Die häusliche Krankenpflege (Basilea, 1874), que alcanzó cuatro reediciones.

En 1883, quince años después de graduarse, su reputación como cirujano había crecido. Creó un centro privado que le permitió realizar experimentación clínica y estrechó aún más sus vínculos con la Universidad de Basilea. En 1888 fue nombrado profesor y en 1890 se le ofreció la dirección de la clínica quirúrgica, cargo que no aceptó en favor de una persona más joven que él. En 1900 sucedió en el cargo a Socin.
Courvoisier se especializó en la cirugía del tracto biliar publicando abundantes trabajos sobre el tema. La llamada "ley de Courvoisier", que dice que "la dilatación de la vesícula biliar es rara en la obstrucción del colédoco por cálculos, y frecuente por obstrucciones de otra naturaleza" parece que surgió de su trabajo Kasuistisch-statistische Beiträge zur Pathologie un Chirurgie der Gallenwege (Leipzig, 1890). En él revisa 109 casos en los que se encontraba dilatación de la vesícula:

"de 109 casos de dilatación...sólo 17 se debían a cálculos; el resto obedecían a obstrucciones de otra naturaleza (10 a tumores del conducto biliar, 8 a estrechamiento, 74 a compresiones extrínsecas). Sólo 2 de los 17 enfermos con cálculos tuvieron una distensión de la vesícula, y ésta era moderada. Por el contrario, la dilatación debida a otras causas era considerable (35 casos), y en algunos de ellos (9 en total) se debía a tumores enormes que sobrepasaron sobradamente las 16 onzas".

En este libro ofrece también un estudio comparativo de 187 casos, de los cuales 87 se debían a cálculos y el resto a otras causas. Observó que los primeros tenían una estrecha correlación con una atrofia de la vesícula (70 de los 87) y una relación casual con una dilatación. Por el contrario, las otras causas se relacionaban mayoritariamente con una dilatación (92 de 100 casos) y muy poco con una atrofia. Para esto sugirió una explicación:

"... los cálculos se originan en la vesícula. De esta manera irritan su pared y la del conducto cístico y dejan en ambas evidencia de un paso forzado en forma de una infección crónica...que, a menudo, evoluciona hacia una atrofia...."

Para Courvoisier las concluiones fueron sorprendentes ya que demostraban lo contrario de lo que se había venido afirmando. Sin embargo, quizás hubiera sido la última persona en convertir el hallazgo en ley, cosa que otros hicieron sin que se sepa cómo. En la actualidad reina un amplio escepticismo en lo que a la ley se refiere, debido a la gran cantidad de excepciones que vienen registrándose. Por ejemplo, un 50% de los carcinomas de páncreas presentan habitualmente una vesícula palpable, cifra que asciende al 80% cuando se hace cirugía o autopsia. Como es normal en la ciencia, estudios posteriores han tratado de validar o de falsar la ley y los resultados más bien se decantan en favor de su "no universalidad". Algunos autores afirman, no obstante, que las circunstancias clínicas, el desarrollo de la patología, y los nuevos tratamientos que se han impuesto después de Courvoisier, hacen imposible esta tarea. Hoy se opina en general que debería hablarse la "Vesícula de Courvoisier", para referirse a una vesícula palpable en pacientes con ictericia, o a la vesícula biliar afectada por una obstrucción crónica de origen no calculoso. Esto podría interpretarse como el reflejo de una presión ductal alta debida a una obstrucción maligna. De no ser palpable la vesícula, el médico debería buscar esa dilatación por otros métodos. Courvoisier murió en Basilea en 1918.

También se habla del "síndrome de Courvoisier-Terrier", que hace referencia a la dilatación de la vesícula biliar, ictericia mecánica y decoloración de las heces, que se presenta cuando existe obstrucción de la ampolla de Vater provocada por neoplasia de ésta o de la cabeza del páncreas o por la existencia de un cálculo en el conducto hepático común; en este último caso se acompaña de hipertermia, escalofríos y dolor.

Louis-Félix Terrier

Louis-Félix Terrier nació en Paris en 1837. Comenzó los estudios de veterinaria en la Maison-Alfort en 1854 y en 1859 se matriculó en la Facultad de Medicina de la capital francesa. En 1862 fue interno en los servicios de Jarjavay, Oulmont, Gosselin y Chassaignac. En 1870 alcanzó el grado de doctor con la tesis De l'oesophagotomie externe (Paris, Baillière, 1870), y en 1872 la agregación con el trabajo Des anévrismes cirsoïdes (Paris, Baillière, 1872).

Fue cirujano del Bureau central (1873), cirujano de los hospitales de la Salpêtrière (1878), Saint-Antoine (1882) y Bicaht (1883). También fue profesor de clínica quirúrgica (cuarta cátedra) en la Pitié.

Respecto a su labor científica se puede decir que llevó "el espíritu bacteriológico de Pasteur" a los quirófanos y se declaró partidario de la esterilización con aire seco. La asepsia le permitió, como a Courvoisier, penetrar en campos como la cavidad abdominal que antes estaban vedados, como hemos dicho. Aparte de las obras mencionadas, escribió también, sólo o en colaboración con otros médicos, Chirurgie de la plèvre et du poumon (Paris, Alcan, 1899), Manual de pathologie et clinique chirurgicales (Paris, Baillière-Alcan, 1876-1896), Éléments de Pathologie chirurgicale générale (Paris, Alcan, 1885), Chirurgie du foie et des voies biliares (Paris, 1901), así como numerosos artículos en la Revue scientifique, Archives générales de médecine, Revue de médecine et de chirurgie, Revue des scieces médicales, etc. Terrier murió en París el 8 de abril de 1908.

José L. Fresquet, Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (CSIC-Universidad de Valencia), Abril, 2000.

Bibliografía

—Biographisches Lexikon, der Hervorragenden Ärzte der letzten fünfzig Jahre. (1933). Berlin-Wien, Urban & Schwarzenberg, vol.2, p. 896.

—Fresquet Febrer, J.L.; Aguirre Marco, C.P. (1995). La Cirugía en la Historia. La revolución quirúrgica y la cirugía científica. Valencia, manuscrito.

—Haeger, K. (1993). Historia de la cirugía. Madrid, Raíces.

—Haubrich, W. (2004). Courvoisier of Courvoisier's sign, Gastroenterology, 127(4):1037

—Hüguet, F. (1991). Les professeurs de la Faculté de Médecine de Paris. Paris, Institut National de Recherche Pédagogique.

—Verghese, A.; Dison, C.; Berk, S.I. (1987). Courvoisier "law": an eponym in evolution. Am. J. Gastroenterol. 82 (3), 248-250.

Selección de obras de L. Courvoisier


Courvoisier, L, Die häusliche Krankenpflege. Basel, 1874; 3rd edition, 1876.

Courvoisier, L,. Die neurome. Basel, 1886.

Courvoisier, L,. Kasuistisch-statistische Beiträge zur Pathologie und Chirurgie der Gallenwege. Leipzig, 1890.

Selección de obras de L-F. Terrier

De l'oesophagotomie externe. Doctoral thesis, Paris, Baillière, 1870.

Des anévrismes cirsoïdes. Thesis for agrégé. Paris, Baillière, 1872.

Manual de pathologie et clinique chirurgicales. Paris, Baillière-Alcan, 1876-1896.

Manuel de pathologie chirurgicale. 1877.

Élements de pathologie chirurgicale générale. Paris, Alcan, 1885.

Éléments de Pathologie chirurgicale générale. Paris, Alcan, 1885.

Chirurgie de l’éstomac. With Henri Albert Hartmann. Paris, 1899.

Chirurgie de la plèvre et du poumon, Paris, Alcan, 1899.

Chirurgie du foie et des voies biliares. Paris, 1901.