historia de la medicina - biografías

 
hi

Georges Fernand Isidor Widal (1862-1929)

Fernand Widal se formó en pleno desarrollo de la llamada “medicina de laboratorio” Su obra se situaría en lo que Laín llama “mentalidad fisiopatológica” y “mentalidad etiopatológica”. Indagó síntomas y signos nuevos y también hizo sus contribuciones en el terreno de la inmunología. Destaca por sus trabajos sobre la fiebre tifoidea, la ictericia hemolítica, la fisiopatología y la terapéutica de las nefritis, la hemoclasia digestiva y el diagnóstico de la micosis.

Georges Fernand Isadore Widal

Widal nació en Dellys, circunscripción de Milianah (Argelia) el 9 de marzo de 1862. Su padre –Henri Victor Widal- era médico adscrito al servicio colonial. Su madre se llamaba Blanche Albertine Weyl. Estudió medicina en París. Obtuvo el doctorado en 1889 con el trabajo Étude sur l’infection puerpérale, la phlegmatia alba dolens et l’érysipèle (Paris, Steinheil, 1889, 177 pp.). En la Facultad recibió la influencia del cirujano y urólogo Jean Casimir Félix Guyon (1831-1920), y del catedrático de clínica médica Georges Dieulafoy (1839-1911). Se casó con Sarah Marcelle Ulmann.

Fue interno de los hospitales de París desde 1884; entre 1886 y 1890 fue monitor de los trabajos de anatomía patológica; preparador de los mismos desde 1890 a 1895; y médico del bureau central desde 1893; médico de los hospitales de Paris desde 1897. En 1903 y entre 1906 y 1909 impartió cursos de clínica vinculados al Hospital Cochin. En 1910 fue profesor de patología médica (segunda cátedra) en sustitución de Brissaud. Más tarde fue reemplazado por Vaquez en 1918.

Widal desarrolló la casi totalidad de su labor científica y asistencial en el Hospital Cochin, donde fue nombrado jefe de servicio en 1902. A partir de 1917 fue profesor de patología médica –esta vez la cuarta cátedra- en Cochin, reemplanzado a Landouzy. Sus discípulos dicen de él que fue un gran maestro y un excelente docente. Tenía una gran preparación como bacteriólogo y también como anatomopatólogo.

Una de sus principales aportaciones a la medicina fue el descubrimiento de un medio diagnóstico de la fiebre tifoidea. También ideó procedimientos para prevenirla. Estos trabajos los inició con André Chantemesse (1851-1919), que llegó a ser profesor de patología experimental y comparada en la Faculté de Médecine. Lo primero que obtuvieron fue una vacuna eficaz contra la infección eberthiana. Su uso se generalizó durante los años de la primera guerra mundial.

El 26 de junio de 1896 Widal comunicó a la Société Médicale des Hôpitaux de Paris la posibilidad de obtener un rápido, seguro y fácil diagnóstico de la fiebre tifoidea. Proponía el uso de suero sanguíneo de los enfermos sospechosos. La idea le vino tras leer una comunicación que presentó el bacteriólogo vienés Max von Gruber (1853-1927) al 14. Congress für Innere Medizin, que se celebró en Wiesbaden (Verhandlungen des Kongresses für innere Medizin, 1896: 207-227.), en abril de 1896. Ese mismo año Gruber también publicó el trabajo "Über active und passive Immunität gegen Cholera und Typhus, sowie über die bacteriologische Diagnose der Cholera und des Typhus" (Wiener klinische Wochenschrift, 1896, 9: Nos 11-12: 183-186, 204-209). Así guiado, en pocas semanas Widal puso a punto una nueva técnica que bautizó como “serodiagnóstico”. Dieulafoy la validó y pronto adquirió trascendencia internacional. Más tarde André Chantemesse propuso que se llamara “Reacción de Widal”. En algunos lugares también se la conoce con el nombre de “Reacción de Gruber-Widal”. La prueba se basa en la presencia de anticuerpos contra las bacterias paratifoideas en el suero del paciente. Se trata de una reacción de aglutinación característica de la fiebre tifoidea y consiste en añadir una parte del suero sanguíneo de un enfermo a diez partes de un cultivo en caldo de bacilos de Eberth. Si el cultivo es reciente, 24 horas, y el suero es de un enfermo tifóidico, los bacilos se aglutinan y pierden poco a poco su movilidad.

Como hemos comentado, en 1915 Widal propuso una vacuna triple que protegiese también contra las paratíficas. Ésta se preparó en el Instituto Pasteur, resolviendo así lo que era un grave problema entonces en sanidad militar.

Otra de las aportaciones de Widal fue el uso del citodiagnóstico. Sometió a riguroso examen microscópico varios exudados patológicos y, más tarde, el líquido cefalorraquídeo. Junto con Paul Ravault dio a conocer los primeros resultados de tal indagación llevada a cabo con enfermos de pleuresía (1900). También trabajó con Gougerot, Faure-Beaulieu y Etienne Burneo. Con Brissaud, Édouard y Filibert (1907) realizó los estudios del líquido cefalorraquídeo. A Widal se debe la introducción de la punción lumbar como procedimiento o técnica habitual de investigación en diversas afectaciones de carácter neurológico.

También se debe a Widal la investigación de la enfermedad de Bright y a su tratamiento con la cura declorurada. Efectivamente, otro de los campos en los que trabajó Widal fue la patología renal. A partir de 1902 demostró con A. Lemierre que el edema renal se debe a una retención anormal de agua y de sal en los tejidos. Junto con A. Javal estableció que el pronóstico a largo término de las nefritis crónicas está en relación directa con las tasas de urea en sangre.

Hay otros epónimos que llevan el nombre de Widal, sólo o con otros científicos; estos son:

"Síndrome de Widal": icteroanemia o enfermedad caracterizada por el desarrollo de ictericia y anemia, con crecimiento esplénico, urobilinuria, y una hemolisis asociada con fragilidad de los corpúsculos rojos de la sangre. "Síndrome de Widal-Abrami": síndrome enterohepático colibacilar. "Síndrome de Widal-Abrami-Brulé": ictericia hemolítica adquirida.

En 1914 con Abrami y Brissaud demostró en el curso de un experimento célebre desarrollado en Cochin la existencia de la alergia respiratoria.

Widal fue miembro de las Academias francesas de Medicina (1906) y de Ciencias (1919). Cuando se celebró el centenario del descubrimiento de Bright, en 1927, el Colegio de Médicos de Londres rindió homenaje a Widal haciéndole entrega de su medalla de oro. También le fue concedida la Legión d’honneur.

Fue uno de los editores científicos de los Annales des maladies des organes génito-urinaires, fundados en 1882, que a partir de 1912 se llamó Journal d'urologie médicale et chirurgicale.

Falleció en París de una hemorragia cerebral tras un ataque agudo de gota, el 14 de enero de 1929.

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia-CSIC). Agosto, 2004.

Bibliografía

—Granjel, L.S. Creadores de la medicina contempoiránea: Fernand Widal. Madrid, Tribuna Médica-Antibióticos SA. (s.a.).

—Hughet, F. Les professeurs de la Faculté de médecine de Paris. Paris, INRP et Éditions du CNDR, 1991.

—Ledermann, D.W. Una historia del bacilo de Eberth desde Junker hasta Germanier. Rev. chil. infectol., 2003, vol.20 supl, p.58-61.

—Georges Fernand Isidore Widal, En: Who named it? (http://www.whonamedit.com/doctor.cfm/1004.html). Consultado en agosto de 2004.

Obras de Widal

Chantemesse, A.; Widal, G.F.I. De l'immunité contre le virus de la fièvre typhoïde conférée par des substances solubles. Ann. Inst. Pasteur, 1888; 2: 54-59.

Chantemesse, A.; Widal, G.F.I. Sur les microbes de la dysentérie épidémique. Bull. Acad. Méd. (Paris), 1888; 19: 522-29.

Widal, G.F.I.; Sicard, A. Recherches de la réaction agglutinante dans le sang et le sérum desséchés des typhiques et dans la sérosité des vésicatoires. Bull. Mém. Soc. méd. Hôp. Paris, 1896, 3 sér., 13: 681-82.

Widal, G.F.I.; Abrami, P. Ictères hémolytiques non congénitaux anémie. Presse méd., 1907; 15: 749.