historia de la medicina - biografías

 
hi

Abraham Flexner (1866-1959)

El paso a primer plano de la actividad médica y científica de Alemania a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, trajo consigo importantes reformas en la enseñanza de la medicina en muchos países que trataron de imitar su modelo. Uno de ellos fue Estados Unidos. Como decía William H. Welch, refiriéndose a este país, “La educación médica probablemente no ha tenido en ningún sitio y en ninguna época un nivel tan bajo como el que tuvo en nuestro país durante gran parte del siglo XIX”. Una buena parte de las escuelas médicas no exigían estudios previos y concedían títulos tras sólo dos años de estudios. No es extraño, pués, que más de quince mil médicos norteamericanos estudiaran en Alemania entre 1870 y el comienzo de la primera gran guerra.

Abraham Flexner

La situación comenzó a superarse con la llamada “University Revolution” que se inició en 1876 con la fundación según el modelo alemán de la John Hopkins University, de Baltimore. La escuela de medicina data de 1893 y todavía hoy constituye un centro de referencia. Entre sus primeros profesores podemos mencionar al ya mencionado William H. Welch y al conocido internista británico William Osler. Uno de los primeros estudiantes de la John Hopkins fue Abraham Flexner, cuyos informes suelen considerarse como el punto de partida de la enseñanza médica contemporánea en los Estados Unidos.

Flexner nació en Louisville, Kentucky, el 13 de noviembre de 1866. Sus padres eran Morris Flexner y Esther Abraham, inmigrantes judíos ortodoxos. Su padre prosperó mucho durante la Guerra civil, pero acabó en la bancarrota después de los sucesos económicos de 1873. Estuvo seis años en la Louisville Male High School. Con la ayuda de su hermano Jacob, propietario de una farmacia, llegó a ser el primero de la familia en tener educación en un College. Ingresó en 1884 en la recién fundada John Hopkins University, donde realizó estudios clásicos y se graduó en dos años. Abraham estimuló a su hermano mayor Simon para que también estudiara. Éste último destacó en el campo de la microbiología tanto como Abraham lo hizo en el de la educación. Abraham quedó impresionado por el sistema de enseñanza de la John Hopkins, inspirado en el modelo alemán. Daniel Coit Gilman, el primer presidente de la Universidad, le persuadió de la importancia que tenía la investigación original en todos los campos de la enseñanza.

Cuando regresó a Louisville en 1886, Flexner enseñó en la “high school” local por espacio de cuatro años. Creó después su propia escuela preparatoria, conocida como “Mr. Flexner School” entre cuyos objetivos figuraba el de preparar estudiantes para ingresar en los “colleges” del este. Flexner desarrolló un modelo en el que apenas existían reglas, no había exámenes, buscaba desarrollar las habilidades individuales de cada estudiante y fomentaba la automotivación. Fue así como despertó el interés de Charles William Eliot, presidente de la Universidad de Harvard a quien acabó conociendo. Escribió un artículo para la Educational Review, “A Freshman at Nineteen”, en el que expuso sus métodos y sus ideas.

En 1905 cerró su escuela y se marchó a Harvard para completar su formación de graduado cursando una especie de master sobre educación. Estudió sobre todo filosofía y psicología, materias relacionadas con su interés en los problemas pedagógicos. Contó con la ayuda financiera de su esposa, Anne Crawford, una escritora de teatro.

El sistema de enseñanza de Harvard no le impresionó demasiado y, tras recibir su título, marchó a Europa, donde pasó un año en la Universidad de Heilderberg. En 1908 publicó su libro The American College: A Criticism que ataca frontalmente el sistema en enseñanza superior americano.

Con el comienzo de siglo comenzó a haber un consenso en el país en lo relativo a la enseñanza de la medicina: materias del currículo, requisitos de entrada, prácticas clínicas y de laboratorio, combinar investigación y docencia, y, por supuesto, integrarse en las universidades. Desde la guerra civil, las escuelas de medicina habían realizado grandes progresos, pero necesitaban de un consenso sobre los estándares de calidad y de contenido. Estos temas preocupaban al Consejo de Educación Médica de la American Medical Association que, en 1906, investigó la situación y recogió documentación al respecto. Dado que no era demasiado ético que la Asociación se pronunciara sobre la educación médica, se invitó a la Fundación Carnegie para el Avance de la Educación para que desarrollara un estudio semejante. Su presidente, Henry Prichett aceptó la invitación y encargó el trabajo a Flexner.

En la elección quizás jugó un papel importante la primera obra de Flexner, o también la influencia de su hermano Simon Flexner que, por entonces era un conocido virólogo que dirigía el Rockefeller Institute for Medical Research. Flexner pensó que Henry Pritchett lo había confundido con su hermano y le dijo que él no era un profesional de la medicina. Aquel le respondió que era precisamente lo que estaba buscando. Su opinión era que el estudio no debía hacerse desde la perspectiva de los profesionales de la medicina sino desde las posturas de un educador.

La Escuela Médica de la John Hopkins, fundada en 1893, tenía un modelo que para Flexner se “adaptaba a las condiciones americanas y reunía las mejores características de la educación médica inglesa, francesa y alemana”. La John Hopkins tuvo éxito con su lema “Aprender haciendo” que modificaba los viejos métodos didácticos. Otras universidades como Harvard y Michigan también habían actualizado sus escuelas de medicina. Sin embargo, había un gran número de universidades menores y escuelas privadas con niveles de calidad muy variables. En algunas de ellas se podía obtener el título en solo dos semestres. Algunas apenas ofrecían formación práctica y en casi ninguna había laboratorios.

Flexner recogió información de primera mano de todas las escuelas de Estados Unidos y Canadá, un total de ciento cincuenta y cinco. En general era bien recibido en todas ellas, sobre todo por el prestigio y los beneficos que les podía acarrear la Carnegie Foundation. Flexner examinaba las condiciones de admisión, las instalaciones, los laboratorios, la competencia del profesorado, los programas, etc.

El informe final Medical Education in the United States and Canada se publicó en 1910 como el Boletín número cuatro de la Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching. Tuvo gran repercusión en la prensa y comenzaron a sumarse voces que solicitaban cambios. Eso creó también un clima financiero positivo. Muchas instituciones aceptaron su evaluación y sus recomendaciones, pero las más pequeñas acabaron por cerrar. El modelo a seguir era el de la John Hopkins, es decir, instituciones fuertes y poderosas, que formaran parte de la universidad y donde los médicos y científicos tuvieran dedicación exclusiva a la enseñanza y la investigación de calidad.

Flexner recomendó reducir el número de escuelas y, en consecuencia, el número de estudiantes. Según él, se formaba a demasiados médicos para las necesidades del mercado. Treinta y una escuelas podían hacer mejor trabajo que las 155 que había visitado, diferentes en calidad. Sugirió que las escuelas médicas se articularan con las universidades; que se exigieran dos años de ciencias a los estudiantes que quisieran ingresar; integrar la enseñanza práctica en los hospitales; creación de laboratorios y desarrollo de investigación; estructuración de los estudios en materias básicas, propias de un preclínico, y materias de tipo clínico; fomentar la dedicación exclusiva no sólo entre los profesores de materias preclínicas, sino también entre los clínicos. Para Flexner no era rentable tener médicos incompetentes. Su idea de reducir las escuelas en zonas rurales y para los más pobres, especialmente negros, sería hoy muy polémica.

Flexner permaneció en la Fundación durante dos años más atendiendo consultas y asesorando a las escuelas de medicina. Mientras tanto hizo una segunda publicación: Medical Education in Europe (1912). En 1913 fue nombrado miembro de la General Education Board, primero como secretario auxiliar y luego como secretario. Se trataba de un Fundación privada promovida por el magnate John D. Rockefeller. Allí continuó su labor y también desarrolló programas filantrópicos para financiar la reorganización de muchas escuelas de medicina tanto públicas como privadas. Logro que muchos ricos y poderosos donaran grandes sumas para la creación o mejora de las escuelas de medicina.

En 1928 Flexner dejó la Fundación y siguió publicando. Por ejemplo, en 1930 apareció Universities: American, English, German. Convenció a Louis Bamberger y su hermana Felix Fuld para que donaran 5 millones de dólares para crear el Institute for Advanced Study en Princenton. Flexner organizó el Instituto y fue su primer director. Esto le permitió, por ejemplo, llevar a Albert Einstein a los Estados Unidos.

Flexner se casó con Married Anne Laziere Crawford en 1898, quien murió en 1959.

Flexner se jubiló en 1939. En 1940 publicó su autobiografía con el título I Remember: An Autobiography. Murió el 21 de septiembre de 1959.

José L. Fresquet Febrer. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universitat de València - CSIC). Septiembre, 2008.

Bibliografía

—Abraham Flexner. A register of His Papers in the Library of Congress. Prepared by Michael Spangler. Washington, 2000 (http://lcweb2.loc.gov/service/mss/eadxmlmss/eadpdfmss/2003/
ms003042.pdf
). Consultado en Agosto de 2008.
—Abraham Flexner. (2008). In Encyclopædia Britannica. Retrieved September 04, 2008, from Encyclopædia Britannica Online: (http://www.britannica.com/EBchecked/topic/210137/Abraham-Flexner).
—Bonner, Thomas Neville, 2002. Iconoclast: Abraham Flexner and a Life in Learning. Johns Hopkins Univ. Press.
—Ludmerer, K. M., Abraham Flexner, En: Bynum, W.F. and Helen Bynum (ed.) Dictionary of Medical Biography, London, Greenwood Press, 2007, vol. 2, pp.498-500.
—Neghme, A.; Sotomayor Díaz, R. Enseñanza de la medicina, En: Pedro Laín (dir), Historia Universal de la medicina, Barcelona, Salvat, 1976, vol. 7, pp. 390-395.
—Wheatley, S. C., 1989. The Politics of Philanthropy: Abraham Flexner and Medical Education. Univ. of Wisconsin Press.

Selección de obras de Flexner

The American College: A Criticism, New York, The Century Co., 1908.

Medical Education in the United States and Canada, New York, The Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching, 1910.

Medical Education in Europe, Boston, The Merrymount Press, 1912.

The prostitution in Europe, New York, Publication of the Bureau of Social Hygiene, 1920.

Medical Education: A comparative Study, New York, The Macmillan Company, 1925.

Universities: American, English, German, New York, Oxford University Press, 1930.

I Remember. The Autobiography of Abraham Flexner, New York, Simon & Schuster, 1940.

Henry S. Pritchett: A biography, New York, Columbia University Press, 1943.

Daniel Coit Gilman, Creator of the American Type of University, New York, Harcourt, 1946

Funds and Foundations: Their Policies Past and Present, New York, Harper & Bros, 1952.

Versión "Page-flip"

Texto en pdf Texto en pdf