historia de la medicina - biografías

 
hi

William Ricahrd Gowers (1845-1915)

A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX se constituyó la neurología clínica como disciplina médica. A ello contribuyó de forma decisiva el desarrollo de los saberes básicos, como la anatomía, con contribuciones como las de Remak, Cajal, Golgi; como la fisiología, con las de Bell, Magendie; la patología, con las de Virchow, Alzheimer y Spielmeyer. El esplendor de las mentalidades anatomiclínica y fisiopatológica fueron decisivas en la constitución de la neurología; no obstante, desde la llamada “clínica pura” también se hicieron destacadas aportaciones como las de Graves, Trousseau y Parkinson.

William R. Gowers

Imagen procedente de Wellcome Images

Entre los pioneros de esta disciplina suenan nombres como los de Paul Broca y Jean Martin Charcot en Francia; los germanos Nikolaus Friedreich (discípulo de Kölliquer), Th. Meynert y E. Von Leyden, sucesor de Traube en Berlín; el del británico John H. Jackson; y los americanos William Alexander Hammond y Silas Weir Mitchell. Sus líneas de trabajo culminaron con la labor que desarrollaron después en estos mismos países Pierre Marie y Joseph François Babinski, Carl Wernicke y Adolf Gustav von Strümpell, William R. Gowers, y Frederick Walter, y J. J. Putnam y Charles L. Dana, por citar sólo algunos.

William R. Gowers nació en Hackney, un pequeño pueblo al norte de Londres, el 20 de marzo de 1845. Su padre era zapatero y murió cuando William era todavía un niño. Sus primeros estudios transcurrieron en la Christ Church School, de Oxford. Su formación como médico se enmarca en lo que entonces era habitual en Londres. Se formó como aprendiz de Thomas Simpson, médico de Coggeshall, Essex, a la edad de 15 años. A los diecisiete, el vicario de Coggeshall lo llevó a Londres y lo presentó a su amigo William Jenner, médico en el College Hospital y entonces presidente del Royal College of Physicians. Gowers fue su asistente y su secretario. Hay que señalar que durante la segunda mitad del siglo XIX la profesionalización académica y las bases institucionales de la investigación estaban muy atrasadas en Inglaterra respecto a las de Alemania y Francia, por ejemplo. Las Universidades de Oxford y Cambridge no llegarían a convertirse en centros médicos de importancia hasta más tarde y la nueva Universidad de Londres fue durante largo tiempo una institución meramente examinadora, sin entidad propia como núcleo docente y de investigación. Los que dominaban el sistema eran los grandes hospitales cuyos médicos compartían la enseñanza de las disciplinas básicas con las clínicas, con la asistencia a los enfermos, y con la dedicación a su ejercicio privado. La única excepción fue Edimburgo.

Después de este aprendizaje, Gowers recibió formación en el University College Hospital. Parece que obtuvo el grado de bachiller en medicina en 1869 y el de doctor en 1870. Ese mismo año ingresó como “asistente” de los médicos del National Hospital for the Paralysed and Epileptic en Queen Square, Londres. Se trataba de un puesto “diseñado” a su medida por consejo, quizás, —según N.J.M. Arts—de Russell Reynolds y Charlton Bastian que vieron en el joven un gran interés por las enfermedades del sistema nervioso. Éste hospital había sido fundado apenas hacía una década (1860) y acabó convirtiéndose en la cuna indiscutible de la neurología británica.

Después de cuatro años fue nombrado médico asistente. Allí trabajó con John Huglings Jackson (1835-1911) a quién se refería como “mi maestro”. Éste supo aprovechar los recursos de la medicina anatomoclínica y consideró la lesión como la base más firme para el conocimiento de las enfermedades. Sin embargo, su interés residía en explicar los fenómenos morbosos como alteraciones funcionales. Tuvo también una fuerte influencia hunteriana en el sentido de querer explicar las enfermedades y sus manifestaciones como un fenómeno biológico total. Así, trató de tener una imagen integrada del funcionamiento nervioso y tuvo interés en dar razón de las asociacuiones de los fenómenos morbosos tal como se presentan en la clínica. A diferencia de otros neurólogos, por ejemplo, Jackson trató de explicar porqué en algunos pacientes coincidían varios fenómenos como parálisis, convulsiones y transtornos del lenguaje.

Gowers fue nombrado médico pleno de la Institución después de veinte años de actividad. Sin embargo, desde 1872 también formó parte de la plantilla del University College Hospital hasta 1888. Allí fue profesor de medicina clínica y jefe médico. A partir de este último año se dedicó en exclusiva a la neurología en el National Hospital. Allí tuvo oportunidad de examinar a miles de enfermos. Se dice que Gowers era un sagaz observador y un clínico muy astuto. Tuvo ocasión de registrar por escrito gran cantidad de historias clínicas que sirvieron de material para sus obras. Gowers fue un fanático de la taquigrafía y la utilizó en la recogida de datos. Muchos artículos los publicó en la revista de la Society of Medical Phonographers siguiendo el sistema de Pitman, que más tarde cayó en el olvido, y fue difícil recuperar los contenidos originales a posteriori.

En 1879 Gowers fue elegido miembro del Royal College of Physicians y en 1887 Fellow de la Royal Society.

En 1878 Gowers ideó el primer procedimiento para medir la hemoglobina en sangre, que siguió utilizándose hasta finales de la centuria. Después fue mejorado por otros, entre ellos Hermann Sahli (1856-1933) y John Scott Haldane (1860-1934). Todos ellos se basan en la colorimetría.

Las principales aportaciones de Gowers se sitúan en el campo de la neurología. Como hemos dicho, estuvo influido por John Hughlings Jackson (1835-1911), teniendo en cuenta que Gowers apenas era diez años más joven que él. William, sin embargo, dio a su obra un enfoque más en la línea de la fisiopatología analítica. Primero publicaba en forma de artículos que luego recogía de forma sistemática y organizada en sus obras más maduras. Un ejemplo lo tenemos en su Clinical lecture on pseudo-hypertrophic muscular paralysis (1879) en el que describe, entre otros, dos casos de dos chicos con distrofia muscular de Duchenne. La llamada “parálisis de Gowers” no es más que la forma anglo de la conocida como “parálisis muscular pseudohipertrófica”. A diferencia de Duchenne, Gowers proporcionó una descripción del signo completa así como de sus variantes, y destacó la importancia de realizar su diagnóstico en otras miopatías proximales.

Hemoglobinómetro de Gowers

Hemoglobinómetro de Gowers

El estilo de escritura de Gowers era claro y conciso; trató de emplear una terminología exacta y no solía alejarse de la descripción, es decir, no era amigo de formular teorías. En su Diagnosis of Diseases of Spinal cord (1880) describió la existencia del tracto que lleva su nombre y también introdujo los términos “miotáctico” y “reflejo patelar”, entre otros. Es un texto que muestra la relación armoniosa entre la anatomía, la fisiología y la clínica. En 1881 publicó The borderland of epilepsy. Este libro contiene la primera descripción de la naturaleza tetánica de las convulsiones epilépticas así como del ‘intervalo de silencio’. También jugó un papel de transición entre los puntos de vista sobre la epilepsía del siglo XIX y las nuevas ideas sobre la enfermedad aportadas por su maestro Jackson.

Entre 1886 y 1888 publicó el Manual of Diseases of the Nervous System, conocido como la “biblia de la neurología” por ser quizás el tratado más importante sobre la materia que se publicó en el siglo XIX. En él introdujo la descripción de gran número de enfermedades neurológicas y proporcionó los patrones del temblor característicos del alcoholismo, el hipertoroidismo, el parkinson y la histeria. Las ilustraciones fueron realizadas por él como era habitual en todas sus obras.

Gowers también fue uno de neurólogos que defendió el uso del oftalmoscopio en la clínica neurológica, tal como lo hicieran Jackson y Charcot. Llegó a publicar en 1879 el conocido Manual and atlas of medical ophtalmology que se reeditó varias veces y llegó a ser muy popular.

A lo largo de su vida Gowers fue un conferenciante muy solicitado tanto en Europa como en los Estados Unidos. Su magisterio también atrajo a muchos estudiantes y postgraduados.

Fue ilustrador, pintor y grabador. Sus trabajos se exponían en la Royal Academy of Arts. También mostró gran interés en la botánica, la arqueología y la arquitectura. Llegó a escribir sobre los restos de algunas iglesias de Suffolk.

Gowers se jubiló en 1910. Tuvo problemas de salud derivados de una arteriosclerosis generalizada. Murió a la edad de 62 años, el 4 de mayo de 1915 en Londres.

José L. Fresquet. Profesor titular. Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Universidad de Valencia - CSIC). Agosto de 2009.

Bibliografía

—Arts, N.J.M., Gowers’ Sign, En: Neurological Eponyms, Oxford, Oxford University Press, 2000, pp. 87-93.
—Arquiola Llopis, E., La neurología clínica, En: Pedro Laín (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, 1974, vol. 6, p. 240-248.
—Holmes, G., Sir William Gowers at the National Hospital, British Medical Journal, 1951; 2: 1397-1399.
—Kennedy, F., William Gowers (1845-1915), En: The Founders of Neurology, 2ª ed., Sprignfield, Charles C. Thomas Pub., 1970, pp. 441-445.
—López Piñero, J.M., Patología y medicina interna. Instroducción general, Alemania, Francia, Gran Bretaña y España., En: Pedro Laín (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, 1974, vol. 6, pp. 123-156.
—Morales Meseguer, J.M., Psiquiatría y neurología, En: Pedro Laín (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, 1974, vol. 6, p. 217-249.
—Nahm, F.; Freeman, R., The Contribution of Sir William R. Gowers and Sir Thomas Lewis, Arch Neurol, 2001; 58: 509-511.
—Riese, W., La neurología, En: Pedro Laín (dir), Historia Universal de la Medicina, Barcelona, Salvat, 1974, vol. 6, p. 235-240.
—Sir William R. Gowers, F.R.S., Nature, 1915; 95: 296-297.

Selección de obras de Gowers

Pseudo-hypertrophic muscular paralysis: a clinical lecture, London: J. & A. Churchill, 1879 (Lecture delivered at the National Hospital for the Paralysed and Epileptic to students of University College Originally published in the Lancet, July 1879).

The Gulstonian lectures on epilepsy, British medical journal. 1880, v. 1, pp. 353-357, 393-395, 427-430, 465-467, 503-504, 547-549

A manual and atlas of medical ophthalmology, London, J. & A. Churchill, 1879.

The diagnosis of diseases of the spinal cord, London, Churchill, 1880.

Lectures of the diagnosis of diseases of the brain, London, J. & A. Churchill, 1885.

An address introductory to a discussion on the diagnostic value of the so-called “tendon-reflexes”, Proceedings of the Medical Society of London. Vol. 9 (1885-86), 27-38.

A manual of diseases of the nervous system, London, 2 vols, J. & A. Churchill, 1886-1888.

A case of tumour of the spinal cord: removal; recovery, Medico-chirurgical transactions. Vol. 71 (1888), pp. 377-430.

Syphilis and the nervous system: being a revised reprint of the Lettsomian lectures for 1890 delivered before the Medical Society of London, London: J. & A. Churchill, 1892

Clinical lectures on diseases of the nervous system: delivered at the National Hospital for the Paralysed and Epileptic, London : J. & A. Churchill, 1895.

Diagnosis of the nature of organic brain disease, London, I. Pitman, [1897]

On myopathy and a distal form, British medical journal. 1902, v. 2, pp. 89-92.

Texto en pdf Texto en pdf

Versión "Page-flip"