historia de la medicina - biografías

 
hi

Moritz Kaposi (1837-1902)

Todavía hoy consideramos que la fundación de la nueva dermatología tuvo lugar en Viena y su artífice fue Ferdinand von Hebra. En 1845 el servicio de Hebra se separó del departamento de Skoda, lo que se suele señalar como el comienzo de la dermatología como disciplina independiente. Tres años más tarde Hebra se convertía en la máxima autoridad europea en la materia. Entonces formuló una clasificación que perduró prácticamente con pequeñas variaciones hasta la actualidad. Se refirió a las Hiperemias, Anemias, Anomalías de la secreción, Exudaciones, Hemorragias, Hipertrofias, Atrofias, Tumores benignos, Tumores malignos, Úlceras; Neurosis; Dermatosis parasitarias.

Moritz Kaposi

Kaposi nació en Kaposvár, Hungría, el 23 de octubre de 1837. Procedía de una familia pobre que pertenecía a una pequeña comunidad judía local. Su verdadero apellido era Kohn, que cambió por el de Kaposi, en referencia al lugar donde nació, al adoptar el catolicismo. Se cree que uno de los motivos de este hecho fue que quería casarse con la hija de su maestro Ferdinand Ritter von Hebra, conocido profesor de dermatología en Viena.

Realizó estudios secundarios en Pressburg, Bratislava. En 1856 comenzó los de medicina en la Universidad de Viena, donde obtuvo el grado en 1861. Estuvo después durante dos años en la Clínica para sifilíticos Carl Ludwig Sigmund. Fue contratado como ayudante de Hebra. Trabajó con éste entre 1862 y 1867. Fue habilitado como Privatdozent  de dermatología en 1866. Mientras tanto preparó la tesis Dermatologie und Syphilis para obtener el título de doctor, lo que sucedió en 1866. Más tarde decidió cambiar la sifilografía por la dermatología. Respecto al tratamiento de esta enfermedad fue bastante conservador. Solía administrar pomadas mercuriales que se frotaban en determinadas zonas del cuerpo.

Ferdinand von Hebra convirtió la Kraetze Klinic en una floreciente Escuela de Dermatología en el Hospital General de Viena. Recibía a estudiantes de todo el mundo. Kaposi, como ayudante de Hebra,vio a miles de pacientes y estaba influenciado por éste. Se casó con su hija en 1869. Uno de los primeros americanos que se formó con ellos señalaba que “Todas las mañanas, el profesor Hebra, su distinguido ayudante y yerno, Moritz Kaposi, y su equipo de enfermeras daban comienzo a sus actividades reuniéndose con sus alumnos en el anfiteatro próximo a las salas, discutiendo acerca de los distintos pacientes presentados. Podían examinar a cada uno de los recién ingresados, y visitando dos salas cada día, tenían siempre a sus enfermos en constante observación.”.

Uno de sus mejores trabajos es el que lleva por título Idiopatische multiples Pigmentsarcoma der Haut. (Sarcoma idiomático múltiple pigmentado de piel). Describe cinco pacientes que había visto entre 1868 y 1871. Todos eran varones y sobrepasaban los cuarenta años. El examen postmortem de uno de los enfermos mostraba diseminación de las lesiones en órganos internos. La histología de los nódulos mostraba pequeñas células redondas en focos de la dermis, focos hemorrágicos pequeños dentro de las lesiones y abundancia de pigmento. En el trabajo menciona también un caso visto por Theodor Billroth: se trataba de un muchacho de diez años de edad con lesiones similares, inicialmente en la pierna, pero que proliferaron rápidamente y el paciente murió en un año. Kaposi pensó que la enfermedad estaba generalizada desde el principio para diferenciarla de metástasis en piel de otros cánceres. Después propuso sustituir el término “pigmentado” por “hemorrágico”.

En las dos décadas que siguieron a la publicación del trabajo de Kaposi, en Europa y Estados Unidos se describieron casos semejantes, todos en hombres mayores de origen mediterráneo o judío. El propio Kaposi presentó doce casos nuevos. El que conocemos como “Sarcoma de Kaposi”  fue descrito un siglo después en varones jóvenes de Nueva York, San Francisco y otras ciudades de Estados Unidos. Surgía una nueva enfermedad: el sida. En los pacientes con sida, el cáncer se puede desarrollar muy rápidamente y también puede comprometer la piel, los pulmones, el tracto gastrointestinal y otros órganos. Está causado por una interacción entre el VIH, un sistema inmunitario debilitado y el herpes virus humano 8 (HHV-8). La aparición de esta afección ha sido ligada a la diseminación del VIH y el HHV-8 a través de la actividad sexual. Por otra parte, las personas que se someten a trasplantes de riñón también están en riesgo de padecer este tipo de sarcoma. Existe una forma africana que se describió entre los años 1950 y 1960 en forma endémica en la zona central de este continente y que es común en hombres adultos jóvenes que viven cerca al ecuador. Una forma de esta enfermedad también es frecuente en niños pequeños africanos.

En 1871 Kaposi cambió el nombre de Kohn por el de Kaposi, como hemos dicho. Hemos señalado también que el motivo estaba en el cambio de religión, aunque no está tan claro. Él mismo dijo que “Kohn” era muy común. Estaba a punto de publicar varios trabajos y quería que la autoría quedara bien clara. Quizás el cambio obedeció no sólo a una causa sino a varias. Hay que tener en cuenta que en esa época el judaísmo ya suponía problemas para quienes seguían esta religión en el mundo germánico.

Con el tiempo Kaposi llegó a ser un clínico experimentado y un buen histopatólogo. Describió otras enfermedades como el xeroderma pigmentosum, el eczema herpético, el lupus eritematoso diseminado, la dermatitis capillaris capillitii, y la erupción variceliforme, entre otras. Publicó más de cien trabajos y completó el segundo volumen del manual Enfermedades de la piel de Hebra, cuyo primer volumen había aparecido dieciséis años antes. Publicó en varias revistas. Su Pathologie un Therapie Hautkrakheiten in Vorlesungen apareció en 1880 y pronto se tradujo a varios idiomas. Estuvo vigente, además, durante varios años. También publicó un atlas en tres volúmenes entre 1898 y 1900 que contiene una de las más amplias colecciones de iconografía dermatológica: Handatlas der Hautkrankheiten: für Studirende und Ärzte.

En 1876 fue contratado como profesor asociado. Cuatro años después moría Hebra y Kaposi ocupó su puesto. Ahora él era el maestro y los estudiantes seguían acudiendo a Viena para estudiar dermatología. Durante esos años la disciplina vivía una etapa de extraordinario desarrollo en varios países. La especialidad fue tomando fuerza e independencia, aparecieron revistas dedicadas a ella, se hicieron frecuentes los congresos sobre la misma, etc. Kaposi formó a una generación de dermatólogos que después fueron destacados profesores en otros países. En 1900 sus discípulos le organizaron un homenaje para conmemorar el 25 aniversario de su nombramiento como catedrático o profesor de dermatología; las contribuciones se reunieron en un volumen extraordinario de la revista Archiv fur Dermatologie und Syphilis. Con la edad se hizo un poco más dogmático; por ejemplo se negó a aceptar que la causa del lupus vulgar era el bacilo de la tuberculosis.

En lo que se refiere a la terapéutica de las enfermedades de la piel era partidario, como Hebra, de tratamientos tópicos. Desdeñaba las medidas dietéticas que entonces eran habituales en Francia e Inglaterra porque consideraban que las enfermedades de la piel o las afecciones cutáneas eran manifestaciones de desórdenes internos

Kaposi presidió el Segundo Congreso Internacional de Dermatología, que se celebró en Viena del 5 al 10 de noviembre de 1892.

Tuvo un hijo, Hans, que también se dedicó a la dermatología. Nació en 1847 y murió en 1902; gran parte de su vida estuvo enfermo, pero publicó un libro en el que simplificaba la clasificación de su padre. También publicó sobre el rhinoscleroma y la rhynophyma.

Kaposi murió el 6 de marzo de 1902 en Viena.

José L. Fresquet. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia - CSIC). Abril de 2007.

Bibliografía

—Barendt FH. The Viennese School of Dermatology. Liverpool Med-Chir J 1891;20:131-40.
—Fordyce JA. Multiple pigmented sarcoma of the skin (Kaposi). J Cutan Genitourin Dis 1891;9:1- 7
—Holubar K, Frankl J. Moritz (Kohn) Kaposi. Am J Dermatopathol 1981;3:349- 54.
—Laín Entralgo, P. Historia de la medicina moderna y contemporánea. 2ª ed., Barcelona-Madrid, Interamericana, 1963.
—Moritz Kaposi. Wikipedia, the free Encyclopedia.( http://en.wikipedia.org/wiki/Moritz_Kaposi). Consultada en abril de 2007.
—Oriel, J.D. Moritz Kaposi (1837-1902). Internacional Journal of STD & AIDS 1997; 8: 715-717.
—Parish, L.Ch. La dermatología. En: P. Laín (dir). Historia Universal de la Medicina. Barcelona, Salvat, vol. 6, pp. 251-257, 1974.
—Weidenfeld ST. Moritz Kaposi: in memoriam. Am J Dermatopathol 1981;3:355- 8.

Obras de Kaposi

Idiopathisches multiples Pigment sarcom der Haut. Arch Derm Syph 1872;4:265- 78

Ueber Combination von Lupus und Carcinom. [s.l., s.n., 1879?]

Pathologie und Therapie der Hautkrankheiten, Dritte Auf., Wien, 1888

Handatlas der Hautkrankheiten : für Studirende und Ärzte. Wien, Wilhelm Braumüller, 1898-1900

Pathologie und Therapie der Hautkrankheiten in Vorlesungen für praktische Ärzte und Studirende. Wien; Leipzig, Urban & Schwarzenberg, 1880

Indikationen und Methoden der Behandlung der Hautkrankheiten mittelst Naphtol. [Wien] : Selbstverlag des Verfassers, [1882] (Wien : Druck der K. Wiener Zeitung.)

Pathologie und Therapie der Syphilis. Stuttgart, F. Enke, 1891.

Texto en pdf Texto en pdf